Misión Rural

Regentada desde 1977 por las Hermanas de Santa Ana, en 1985 se abrió el Hogar Asistido para atender a los ancianos de los pueblos de la zona que no podían valerse o no vivían solos.

Las hermanas también ayudaban a domicilio a quienes permanecían en sus casas en los pueblos del entorno.

En octubre de 2012, por reestructuración interna de la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, y por el escaso número de residentes en el Hogar Asistido, se levantó la comunidad, y se procedió a cerrar los servicios asistenciales, que habían sido reconocidos por instituciones civiles, por su acercamiento a las zonas rurales.