MEDITACIONES

MEDITACIONES · 18. febrero 2020
Mimética presencia, hecha silencio. Naturaleza pétrea, éxtasis pleno. Belleza ante los ojos derramada. La firma, sin dudarlo, es del cielo, Presencia, hecha plegaria milenaria, halo humano, al tiempo del misterio, a la Mare de Deu, virgen morena, el canto secular de monjes negros. Montaña ¡qué bien guardas el secreto! de anhelos y miradas escondidos del corazón herido, peregrino, De pies llagados, descalzos, ungidos. No sé decir la atmósfera que envuelve el recio santuario entre...
MEDITACIONES · 11. febrero 2020
Me has dejado, Señor, contemplar la luz, descalzarme ante la zarza ardiente, al vislumbrar tu acción en el corazón de aquellos que sienten la voz de tu llamada. Es privilegio que alguien te abra el alma, y comparta sincero toda su historia, la que discurre al ir detrás de ti, Señor, la de quienes hoy proclaman tu mirada. Cómo no descalzarse ante el amor divino, sentido en el corazón con gran deseo, a pesar de la fidelidad herida, mas en seguimiento enamorado. He sido testigo de los pasos...
MEDITACIONES · 04. febrero 2020
Labrador, no siembres tu semilla, sin antes disponer bien mi tierra. No arriesgues tu Palabra fecunda sin roturar antes mi parcela. Cambia mi corazón endurecido. Hazlo receptor de tu mensaje. Poda, bina, descanta y escarda, mi huerto y mi viñedo estéril. Espérame a que pase el invierno, si es preciso, a que pase el hielo, No cedas, sembrador, en tu oficio echa sobre mi tu sementera.
MEDITACIONES · 19. enero 2020
Al volver, una vez más, a Tierra Santa, la gente me pregunta si siento algo nuevo. Y yo respondo que, ante el rostro amigo, nunca se lleva cuentas de haberlo visto. Esta vez, la noche se hizo luz, Belén brillaba, Nazaret resplandecía. Nochebuena de nuevo, el silencio elocuente. En lo discreto, la vida de quienes permanecen orantes y vecinas del Misterio que cambió la historia permanece. En Nazaret hemos entrado entre luces y lluvia copiosa, mas el silencio se hizo palabra en el desierto, la...
MEDITACIONES · 06. enero 2020
Necesito saberme amado, para amar, saberme creado, para ser confiado, sentirme habitado, para no mendigar relación humana. Necesito saberme hijo, para ser hermano Necesito saberme en Dios, pues Dios está en mí, para permanecer libre de toda idolatría, Quiero permanecer en Él, para librarme de toda esclavitud, que Él sea mi todo, y todo menos. Él es Dios, y yo su criatura. Él es mi Señor, y yo su discípulo. Él es mi rey y yo su vasallo, Jesucristo, el nacido de mujer, Él es mi...
MEDITACIONES · 02. enero 2020
Yo sé de otras veces que las fiestas se tornan amargas en la ausencia de aquellos que se quiere. Yo sé que en Navidad la soledad se siente doblemente y hasta hay quien la teme. Por mí mismo, confirmo el riesgo que infiltra la nostalgia en los días solemnes, si no están presentes los que prefieres. Y sin embargo, es posible gozar la suerte de la soledad sonora, del silencio elocuente. Podrá parecer invento, género literario, mas yo sé lo duro que es pensarte ausente de los que amas. Y de...
MEDITACIONES · 01. enero 2020
¿Qué tiene el tiempo, que sin existir todo lo abarca? ¿Quién no percibe la espera o el ayer de los días? ¿Por qué se augura o se maldice el instante pasajero? ¿Si todo pasa, por qué anhelar el viento? Y tengo entre los dedos el fluir de lo que ya no existe Y me aferro a lo que quizá acontezca, para marcharse. Si sé que se irá, sin más remedio. No puedo anclar mi vida en el momento, en un instante fugaz de espuma engañadora. No vale exigir eternidad al tiempo. Lo eterno no se mide,...
MEDITACIONES · 01. enero 2020
Nazarena, tú eres la morada elegida por Dios, para ser su recinto sagrado y protegido. Tú has dado a Dios la oportunidad de encontrar el lugar seguro para hacerse hombre. Tú, mujer bendita, eres quien nos permite encontrarnos de nuevo en ti con Dios en el jardín. Tú adelantaste con tu sí la actitud de tu Hijo, cuando abrazó la voluntad amorosa de su Padre. En ti tenemos la manera más nuestra de responder a los planes que el Señor tiene sobre cada uno. Dentro de tu asombro no perdiste...
MEDITACIONES · 28. diciembre 2019
¿Tendré que estar herido, para ser vulnerable? ¿Tendré que sentir dolor, para que ser sensible? ¿Será necesaria la experiencia de pobreza y hasta de miseria, para agradecer la salvación y gustar el beneficio del perdón? Cuando uno se siente seguro, quizá se vuelve refractario. Cuando uno se siente perfecto, le asalta la tentación de compararse. Cuando uno se cree cumplidor, le acompaña la conciencia de estar justificado. Y hasta es tentado de verse mejor que los vecinos de su entorno...
MEDITACIONES · 25. diciembre 2019
Envuelto en un halo de paz, como si resonara, sin notarse, el cántico de los ángeles, se colma la atmósfera de bien, de luz, de presencia invisible, pero cierta, del Dios que para siempre se ha hecho hombre, compañero nuestro. Al mismo tiempo, acuden a la mente los clamores de tantos que estos días sienten la nostalgia de los suyos, por vivir fuera de su tierra, o porque ya no están entre nosotros, aunque viven. El corazón se enternece ante noticias violentas, que atentan con la verdad...

Mostrar más