FIESTA DE LOS AMIGOS DE BUENAFUENTE

Buenafuente del Sistal

17 de septiembre de 2016 17:30

Queridos Amigos de Buenafuente:

Un año más, os convocamos al día de los “Amigos”, que será el día 17 de septiembre.

Venimos manteniendo el “Día de la Amistad” desde 1975. Los primeros años fue gracias a la ofrenda musical de Narciso Yepes († 1997), y posteriormente, a  la dirección de su hijo Ignacio, quien selecciona la propuesta musical para este día cada año.

En esta ocasión,  por ser el Año de la Misericordia y haber sido designado el Monasterio de Buenafuente como templo jubilar, quienes podáis venir el día 16, seréis acogidos con mucho gusto, y además podréis participar, a las 12:00 del día 17, en la liturgia de entrada por la puerta santa de la Misericordia.

Por la coincidencia con el Año Jubilar, la actuación musical ofrecerá el auto sacramental “La Divina Misericordia”,  a cargo del grupo Symbolum, “Ad fidem por artem” (A la fe por el arte). 

Es el mismo grupo que el año pasado representó el auto sacramental “Aquesta divina unión”, con motivo del Año Teresiano, y que fue acogido con tanto entusiasmo y agradecimiento por todos los amigos.

Seguro que viviremos un momento único y especial con la representación orante del auto sacramental. Recordad: en la tarde del 17 de septiembre, a las 17,30h, en la iglesia románica del Monasterio.

Os invitamos este día a sumaros a la ofrenda de los “Amigos de Buenafuente” para sostenimiento del Monasterio y de la Comunidad Cisterciense. Quienes no podáis venir y deseéis enviar vuestra colaboración, lo podéis hacer, indicando el concepto, a la cuenta de la Fundación de Buenafuente del Sistal, IberCaja, Molina de Aragón: 2085 7452 4101 01335701.

Respecto a los que os acerquéis a Buenafuente, la ofrenda que hagáis en el momento del Auto Sacramental la entregaremos a la Madre Abadesa.

Os esperamos el día 17 de septiembre; al mismo tiempo que deseamos que volváis con bien de vuestro merecido descanso.                                                              

Ángel Moreno

sáb

19

may

2018

Pentecostés 2018

Con motivo de mi presencia en Roma para el encuentro mundial de los Misioneros de la Misericordia con el Papa, tuve ocasión de asistir a la audiencia general del miércoles 11 de abril en la que Francisco se refirió abundantemente al Espíritu Santo en su catequesis sobre el bautismo.

En su enseñanza, dijo el Papa: “En virtud del Espíritu Santo, el bautismo nos sumerge en la muerte y resurrección del Señor, ahogando en la fuente bautismal al hombre viejo, dominado por el pecado que separa de Dios y haciendo nacer al hombre nuevo, recreado en Jesús. No es, de hecho, un agua cualquiera la del bautismo, sino el agua en la que se ha invocado el Espíritu que «da la vida» (Credo). 

Y añadió: “Algunos piensan: Pero ¿por qué bautizar a un niño que no entiende? Esperemos a que crezca, que entienda y sea él mismo quien pida el bautismo. Pero esto significa no tener confianza en el Espíritu Santo, porque cuando nosotros bautizamos a un niño, en ese niño entra el Espíritu Santo y el Espíritu Santo hace crecer en ese niño, desde niño, virtudes cristianas que después florecen.”

Leer más

mar

27

mar

2018

Pascua 2018

En la noche solemne de Pascua, escuchamos el relato de la creación primera, en el que, como cadencia, el texto bíblico culmina cada jornada con la expresión: “Pasó una tarde, pasó una mañana, el día primero…” (Gn 1, 5. 8. 10). 

Dentro de la liturgia de la Palabra de la Gran Vigilia, se recomienda leer sobre todo el relato del Éxodo, cuando Israel atravesó el Mar Rojo a pie enjuto, y de nuevo se señala el ciclo de la noche y el día: “Y transcurrió toda la noche sin que los ejércitos pudieran trabar contacto. Moisés extendió su mano sobre el mar, y el Señor hizo soplar durante toda la noche un fuerte viento del este, que secó el mar, y se dividieron las aguas. (…) Y extendió Moisés su mano sobre el mar; y al amanecer volvía el mar a su curso de siempre” (Ex 14, 21. 27).

Leer más

vie

22

dic

2017

Navidad 2017

En Belén he sido testigo del paso de miles de peregrinos que desean ver la gruta del nacimiento de Jesús, y al palpar las paredes y besar la estrella que señala el lugar donde se fija el parto de María, todos muestran en su rostro el impacto de la pobreza y de la simplicidad del espacio, a la vez que la emoción ante el Misterio que inunda la cueva.

Por gracia, en mi última peregrinación a Tierra Santa, al introducir en la gruta de la Natividad a una persona necesitada de ayuda, sin tener que hacer espera, pude permanecer cerca de dos horas en el rincón más extremo de la gruta, y como amanuense, levantar acta de los sentimientos que se despiertan en el alma cuando se contempla el nacimiento de Jesús.

Creer que Dios se ha hecho hombre, nacido de Santa María, el Primogénito de la humanidad, concede descubrir el modelo de perfección humana. Te aseguro que si das fe a la noticia de la Encarnación y del nacimiento del Hijo de Dios humanado, tu mirada sobre la realidad gozará de una luz diferente. 

Si das fe a que Dios nació de la Virgen Nazarena y se hizo enteramente uno de nosotros, podrás no solo valorar a los demás como sacramentos del  Nacido de Mujer, sino que también podrás sentir en ti mismo, en tu naturaleza, lo que sintió el Hijo de María y reconciliarte con tu historia.

Leer más

jue

23

nov

2017

Adviento 2017

Surja como el alba la luz en nuestro corazón, abramos nuestros ojos al despuntar de la aurora. La noche de los tiempos está vencida, lo anuncia el lucero de la mañana.

Es tiempo de despertar, de tomar al salterio sus versos: “Oh Dios, Tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua.

Es momento de vigilar, de esperar, de buscar: “Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío”.

TIEMPO DE ESPERANZA

La esperanza cristiana no se funda en el deseo de que acontezca lo que a mí me gusta, sino en la Palabra y en la promesa divina, que no revoca nunca lo que ha revelado, aun en daño propio.

Tenemos testigos de esperanza. Desde Abraham a los primeros cristianos: 

“Ante Dios, nuestro Padre, recordamos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo, nuestro Señor” (1Tes 1, 3)

Leer más

vie

01

sep

2017

Día de la Amistad, 2017

Querido amigo de Buenafuente:

Al aproximarse la fecha del Día de los Amigos de Buenafuente, a tu posible regreso de vacaciones, te escribo para invitarte al encuentro que tendremos los días 16 y 17 de septiembre, según el programa que te adjunto.

Durante todo el verano,  han pasado por el Sistal numerosas personas para unos días de Ejercicios Espirituales o para momentos de silencio y oración. Hemos contado siempre con la colaboración de muchas de ellas, lo que hace posible que los trabajos de acogida se realicen de manera generosa.

La sequía se ha dejado sentir, y hemos tenido que acudir a los servicios de la Diputación para mantener el abastecimiento. Confiamos que el inicio de las lluvias equilibre los manantiales. 

A lo largo de estos meses hemos acompañado a los ejercitantes con la contemplación de los misterios de la Vida de Jesús que se rezan en el santo rosario, como homenaje a la Virgen en el centenario de sus apariciones a los tres pastorcitos en Fátima. Éste es también el motivo de la ofrenda musical, que este año hará el Coro de Niños y Jóvenes de Buenafuente, la tercera generación de amigos, desde que en 1973 se celebró el primer encuentro, en la Semana Santa.

Leer más

dom

04

jun

2017

Pentecostés: Remecidos del Espíritu Santo

Observa cómo narran las Escrituras la creación del universo: “La tiniebla cubría la superficie del abismo, mientras el espíritu de Dios se cernía sobre la faz de las aguas” (Gn 1, 2). Y cómo el ser humano se convirtió en ser vivo: “Entonces el Señor Dios modeló al hombre del polvo del suelo e insufló en su nariz aliento de vida; y el hombre se convirtió en ser vivo” (Gn 2, 7). En ambos textos interviene el Espíritu de Dios, su hálito divino.

Si la obra primera comenzó por la acción del Espíritu, Dios realizó la obra suprema por gracia del mismo Espíritu: “No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios” (Lc 1, 30-35). Y Jesucristo consumó el proyecto de la Redención, entregando su espíritu: “Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: «Está cumplido». E, inclinando la cabeza, entregó el espíritu” (Jn 19, 30). 

María, la madre de Jesús, lo fue por gracia del Espíritu Santo. Elevada a ser la madre de todos los hombres, madre de la Iglesia, inició su maternidad universal colmada del don supremo de su Hijo, el Espíritu Santo, cuando el día de Pentecostés, reunida con los discípulos de Jesús en el cenáculo, fue ungida con el fuego divino.

Leer más