FIESTA DE LOS AMIGOS DE BUENAFUENTE

Buenafuente del Sistal

17 de septiembre de 2016 17:30

Queridos Amigos de Buenafuente:

Un año más, os convocamos al día de los “Amigos”, que será el día 17 de septiembre.

Venimos manteniendo el “Día de la Amistad” desde 1975. Los primeros años fue gracias a la ofrenda musical de Narciso Yepes († 1997), y posteriormente, a  la dirección de su hijo Ignacio, quien selecciona la propuesta musical para este día cada año.

En esta ocasión,  por ser el Año de la Misericordia y haber sido designado el Monasterio de Buenafuente como templo jubilar, quienes podáis venir el día 16, seréis acogidos con mucho gusto, y además podréis participar, a las 12:00 del día 17, en la liturgia de entrada por la puerta santa de la Misericordia.

Por la coincidencia con el Año Jubilar, la actuación musical ofrecerá el auto sacramental “La Divina Misericordia”,  a cargo del grupo Symbolum, “Ad fidem por artem” (A la fe por el arte). 

Es el mismo grupo que el año pasado representó el auto sacramental “Aquesta divina unión”, con motivo del Año Teresiano, y que fue acogido con tanto entusiasmo y agradecimiento por todos los amigos.

Seguro que viviremos un momento único y especial con la representación orante del auto sacramental. Recordad: en la tarde del 17 de septiembre, a las 17,30h, en la iglesia románica del Monasterio.

Os invitamos este día a sumaros a la ofrenda de los “Amigos de Buenafuente” para sostenimiento del Monasterio y de la Comunidad Cisterciense. Quienes no podáis venir y deseéis enviar vuestra colaboración, lo podéis hacer, indicando el concepto, a la cuenta de la Fundación de Buenafuente del Sistal, IberCaja, Molina de Aragón: 2085 7452 4101 01335701.

Respecto a los que os acerquéis a Buenafuente, la ofrenda que hagáis en el momento del Auto Sacramental la entregaremos a la Madre Abadesa.

Os esperamos el día 17 de septiembre; al mismo tiempo que deseamos que volváis con bien de vuestro merecido descanso.                                                              

Ángel Moreno

sáb

15

abr

2017

Pascua de Resurrección

MENSAJE DE PASCUA DE RESURRECCIÓN

“El ángel habló a las mujeres: «Vosotras no temáis, ya sé que buscáis a Jesús el crucificado. No está aquí: ¡ha resucitado, como había dicho! Venid a ver el sitio donde yacía e id aprisa a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos y va por delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis” (Mt 28, 5-7).

Porque Cristo ha resucitado, todo lo caduco aguarda su transfiguración.

Porque Cristo ha resucitado, sé que ningún dolor se pierde.

Porque Cristo ha resucitado, no hay lágrima anónima, ni sufrimiento inútil.

Porque Cristo ha resucitado, no es falsa mi esperanza.

Porque Cristo ha resucitado, mi existencia se puede convertir en testimonio de esperanza.

Porque Cristo ha resucitado, puedo vivir cada momento como profecía de la vida que no acaba. 

Porque Cristo ha resucitado, todo lo visible y cuanto acontece en nuestra historia no es toda la realidad, existe otra vida que no vemos.

Leer más

mié

01

mar

2017

CUARESMA 2017

BAJÓ A LOS INFIERNOS

“Muerto en la carne pero vivificado en el Espíritu; en el Espíritu fue a predicar incluso a los espíritus en prisión” (1Pe 3, 18-19).

Jesús alcanzó con su muerte y resurrección a todos los condenados, según el texto de la Carta de San Pedro. En una nota explicativa, la Biblia de la CEE comenta: “En esta frase, en la que se funda el artículo del Credo sobre el «descenso a los infiernos» (es decir, al lugar de los muertos), se afirma básicamente que Cristo es el mensajero y portador de una salvación que trasciende el tiempo, el espacio y las coordenadas de la vida y de la muerte”.

 

En Israel, al cerdo se le considera animal impuro, de tal forma que está prohibido que haya granjas de estos animales en su territorio. Así se comprende mejor el ejemplo que pone Jesús en las parábolas de misericordia, cuando describe el éxodo del hijo menor hasta un país extranjero donde se criaban cerdos. Con esta imagen se expresa a dónde llegó el hijo menor en su emancipación filial: a volver a la esclavitud degradante. Esta lejanía hace aún más entrañable la misericordia de Dios. Con ese viaje figurado del hijo menor, que se va hasta tierra de paganos, el Maestro desea expresar que nuestro posible alejamiento no le impide a Dios ofrecer su misericordia. Por distantes que estemos, nunca podremos argüir que la lejanía es impedimento para volver al Señor. Él siempre nos espera (Lc 15, 11-19).

Leer más

dom

18

dic

2016

Mensaje de Navidad

Querido Amigo:

 “Nos ha nacido un Niño, un Hijo se nos ha dado”. Estas palabras de las Escrituras se refieren, sin duda, al nacimiento de Jesús en Belén, nacido de la Virgen María. La Iglesia escoge este texto para acompañarnos en la contemplación del Misterio de la Navidad.

Sin mermar el sentido cristológico del pasaje, cada uno de nosotros, sin embargo, podemos aplicarnos, y precisamente por el nacimiento de Dios hecho hombre, el anuncio de los ángeles a los pastores, y descubrir que todos llevamos dentro un niño, el ser más tierno, sensible, humano, limpio, hermoso, frágil, divino, hechura del Creador, llamado a vivir con Él, a ser de Él, a ser Él.

Jesús llegó a decir que de los que se hacen como niños es el Reino de los cielos, y aplicó la bienaventuranza a los limpios y humildes de corazón. Solo los que protegen su inocencia y tienen los ojos de luz, los que se admiran por la bondad y la belleza de la creación, nos adelantan el Reino de Dios. 

Si yo llevo en mi carne la imagen del Primogénito, y si cada ser humano tiene la dignidad de hijo de Dios, la Navidad me invita a recuperar la alegría por mi identidad, que me desvela el Niño Jesús de Belén.

Leer más

mar

01

nov

2016

Carta de noviembre

Queridos Amigos de Buenafuente:

Por caer el primero de noviembre en martes, trasladamos el encuentro mensual de oración en Madrid al día 8 de noviembre. Será un momento propicio para practicar la obra de misericordia de orar por los vivos y por los difuntos.

Constantemente recibimos noticias de acontecimientos familiares, sociales y personales ante los que no cabe una respuesta ligera, ni inmediata, por tratarse en tantos casos de situaciones dolorosas, ante las que no cabe especular, sino solo acompañar y rezar.

 

Hace pocos días la Palabra de Dios nos invitaba a orar siempre y sin desfallecer, y a mantener la fe en la fuerza de la oración. A los sacerdotes nos llega de manera especial la súplica de quienes de pronto han  perdido un ser querido; se han encontrado con una enfermedad grave; sufren situaciones familiares difíciles… En estos casos, además de la cercanía, es importante trascender los hechos y presentar al Señor la súplica solidaria y creyente.

Leer más

lun

03

oct

2016

Carta de Buenafuente del Sistal

Queridos Amigos de Buenafuente:

Con los ojos llenos de luz de contemplar el Auto Sacramental de la Divina Misericordia, de nuevo, al llegar el mes de octubre, reiniciamos los encuentros de oración, que desde 1973 venimos celebrando en Madrid. El día 4 será el comienzo de curso, fiesta de San Francisco de Asís.

Durante el verano, muchos amigos han pasado por Buenafuente para unos días de oración, silencio, ejercicios espirituales… Como acompañamiento les he ofrecido diferentes reflexiones sobre las obras de misericordia.

Algo que me ha sorprendido a mí mismo ha sido comprobar a partir de dónde practica Jesús la misericordia, que es desde las Bienaventuranzas, y qué significa en un contexto bíblico cada una de las llamadas que hace San Mateo en su discurso final.

 

Si los cristianos hemos acogido el Evangelio, sabemos que en él se nos revela la dignidad de toda persona como prójimo y sacramento. Así, nosotros no podremos preguntar, como lo hacen algunos de los benditos: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?”, pues hemos conocido la presencia de Cristo en el otro. Y sin embargo, estamos llamados a practicar la misericordia, pero como el Maestro, desde las Bienaventuranzas, no como quien hace un favor al otro, sino como quien se siente bendecido por poder llevar a cabo la obra buena.

Leer más

dom

27

mar

2016

Mensaje de Pascua de Resurrección

“Pasado el sábado, María Magdalena, María la de Santiago y Salomé compraron aromas para ir a embalsamar a Jesús. Y muy temprano, el primer día de la semana, al salir el sol, fueron al sepulcro. Y se decían unas a otras: «¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?». Al mirar, vieron que la piedra estaba corrida y eso que era muy grande. Entraron en el sepulcro y vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de blanco. Y quedaron aterradas. Él les dijo: «No tengáis miedo. ¿Buscáis a Jesús el Nazareno, el crucificado? Ha resucitado. No está aquí” (Mc 16, 1-6).

Es Pascua florida, la fiesta central del Año Cristiano, la razón de nuestra fe, porque Aquel en quien creemos no es un mito, ni una leyenda, sino una persona que vive y nos ofrece la mayor posibilidad de plenitud, por la esperanza de nuestro destino.

 

Un personaje joven, vestido de blanco, nos anuncia que Jesucristo está resucitado. Algunos ven en el joven al mismo Jesucristo, a Aquel que en lo alto del monte se transfiguró y adelantó esta hora, cuando “sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo”.

Leer más