MEDITACIONES · 03. abril 2020
NUESTRA COMPAÑERA EN LA PANDEMIA 1ª ESTACIÓN: EL ÁNGEL ANUNCIA A MARÍA SU MATERNIDAD “¿Cómo será eso, pues no conozco varón?” (Lc 1, 34). José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado” (Mt 1, 18-19). Si tú te sientes afectado por el virus, y estigmatizado por la enfermedad, mira a María, de quien se sospecha lo peor, y atrévete a decir: “Hágase en mí según tu Palabra” (Lc 1, 38). ¿Encuentras en el comportamiento de María y de...
APOYO LITÚRGICO · 03. abril 2020
XIII.- Jesús en brazos de su Madre Hoy es Viernes de Pasión. La Piedad popular venera de manera especial los Dolores de Nuestra Señora. Ella no tuvo reparo en confesar el sentimiento de angustia que la invadió cuando no encontraba a Jesús, a los doce años. ¿Qué sentimientos embargarían a nuestra Señora al pie de la Cruz? María, teniendo en tus brazos a tu Hijo, seguro que te venían a la mente tantos momentos vividos en Nazaret, y tantas palabras que le escuchaste a tu Hijo....
MEDITACIONES · 02. abril 2020
Paro sagrado Ocio santo Clausura solidaria Desierto fecundo Fuerza oculta Amor secreto Deseo confiado Súplica universal Soledad compartida Silencio elocuente Donación anónima Espera atenta Anchura interior Ecos del alma Hondón del ser Mirada en las entrañas Tú compasivo Diálogo secreto Mirada reflejada Luz interior Vacío visitado Límite trascendido Personalización plena Tiempo derrochado Abrazo invisible Comunión íntima Paz regalada Tramo compasivo Presencia de intenciones Certeza...
APOYO LITÚRGICO · 02. abril 2020
XII JESÚS MUERE EN LA CRUZ Ante el Crucificado, nos vienen a la memoria sus palabras: “En verdad, en verdad os digo: Quien guarda mi palabra no verá la muerte para siempre” (Jn 8, 51). El creyente venera la Cruz, adora al Crucificado, sabe que quien está en el patíbulo es el Hijo de Dios que padeció y murió por nosotros. Él dijo de sí mismo: «En verdad, en verdad os digo: Antes de que Abrahán existiera, yo soy». No somos masoquistas poniendo los ojos en el Crucifijo; por el...
MEDITACIONES · 01. abril 2020
Déjame entrar en tu aposento, aunque la ley prohíba las visitas, para distraerte un instante, y ser alivio a tu clausura. He tomado el oficio en mi desierto de orar por ti y por los tuyos, por tantos que ponen confianza en la plegaria del Sistal. Ya, antes de amanecer, rezan las monjas, y nosotros nos unimos a las laudes. Es privilegio tener Eucaristía, participar de la mesa santa, aunque discretos. Al mediodía nos convoca el ángelus y la oración a Santa María. En la tarde celebramos la...
APOYO LITÚRGICO · 01. abril 2020
XI.- JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ No parece lógico que quien es crucificado, sometido y dominado, hable de hacernos libres, como hoy resalta el Evangelio: “Si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres” (Jn 8, 36). Y, sin embargo, nadie más libre que aquel que es capaz de entregar su vida por amor. Él va a decir: “El que pierda su vida por mí, la encontrará” (Lc 10, 39). “Yo entrego mi vida para poder recuperarla” (Jn 10, 17). Al contemplar cómo clavan a Jesús y sujetan...
APOYO LITÚRGICO · 31. marzo 2020
X.- JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS No solo cabe despojar a una persona físicamente; a veces es más vejatoria la calumnia, el comentario insinuante de algún comportamiento personal, que acarrea pérdida de la fama y del honor. Los contemporáneos de Jesús pensaban mal de Él y comentaban noticias para desprestigiarlo. “Y los judíos comentaban: «¿Será que va a suicidarse?” (Jn 8, 22) A Jesús lo tacharon de comilón, borracho, endemoniado, blasfemo, agitador, amigo de...
APOYO LITÚRGICO · 30. marzo 2020
JESÚS CAE EN TIERRA POR TERCERA VEZ Hay veces que al ver tropezar a algunas personas de manera reiterada, las juzgamos y comentamos su debilidad, creyéndonos nosotros más fuertes. Quizá hay que experimentar la torpeza y la caída para comprender al que avanza con dificultad. Jesús, según la tradición, cayó tres veces en el camino al Calvario; hizo suyas muchas de nuestras torpezas y debilidades crónicas para que nunca justifiquemos con ellas que permanezcamos en el suelo. Jesús, ante...
MEDITACIONES · 30. marzo 2020
Déjame que hoy te comparta El esplendor de la nieve, El silencio embellecido, La soledad con guirnaldas. Déjame que te introduzca En los secretos del alma, En la anchura dilatada, En la certeza del alba. No podrá el mal al bien, el hielo a la madrugada, Como no puede el pecado, Al manto de la nevada.
MEDITACIONES · 29. marzo 2020
Si es segura la oración por otros, y la ofrenda llega por quien se ora. ¿Por qué no transmitirse la belleza, la paz del alma, luz de la mirada? Quiero ofrecerte lo que ven mis ojos, y acercarte mis manos solidarias, y hoy sientas tú el frescor del manantial, el canto de alabanza, la esperanza. ¡Cómo enviarte el cántico del mirlo, El olor a romero florecido! Y ¿cómo también compartir contigo El privilegio de adorar a Cristo? No sé si cabe ver por otros luces Y oír sereno el despertar...

Mostrar más