sáb

23

mar

2019

II Sábado de Cuaresma

III Estación, Jesús cae en tierra
III Estación, Jesús cae en tierra

“¿Qué Dios hay como tú, capaz de perdonar el pecado, de pasar por alto la falta del resto de tu heredad? No conserva para siempre su cólera, pues le gusta la misericordia” (Miq 7, 18).

Durante la segunda semana hemos sido invitados a reconocer nuestras faltas, a pedir perdón en nombre de todos, y abrir nuestras entrañas para ser misericordiosos.

“Misericordia quiero, no sacrificios, conocimientos de Dios, más que holocaustos” (Os 6, 6). “Amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios” (Mc 12, 33).

PENSAMIENTO

Quien se atreve a ser misericordioso cosecha alegría y paz en el corazón.

PROPUESTA

Perdona de corazón, si tienes quejas contra otros.

CUESTIÓN

¿Te cuesta perdonar? Quien lo hace se asemeja a Dios, pues ¿Quién puede perdonar los pecados, sino es Dios? (Mc 2, 7)

vie

22

mar

2019

II Viernes de Cuaresma

II Estación, Jesús carga con la Cruz
II Estación, Jesús carga con la Cruz

“La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente” (Mt 21, 42).

Jesús pone varios ejemplos de construcción, y los expertos nos aseguran que de joven se ganaría el pan trabajando como obrero en la ciudad de Séforis. Más allá del conocimiento profesional que tuviera el Nazareno como artesano, el axioma que pronuncia es muy significativo: lo que desechan los hombres, Dios lo elige.

PENSAMIENTO

¡Cuántas veces, al principio discriminamos a personas por su apariencia, y después se convierten en verdadera ayuda!

PROPUESTA

No juzgues por apariencias, ni hables de oídas.

CUESTIÓN

¿Quieres ser piedra viva en la construcción del Templo del Señor, su Iglesia?

jue

21

mar

2019

II Jueves de Cuaresma

I Estación, Jesús es condenado a muerte
I Estación, Jesús es condenado a muerte

“Bendito quien confía en el Señor | y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, | que alarga a la corriente sus raíces; | no teme la llegada del estío, | su follaje siempre está verde” (Jr 17, 7-8).

Es fácil decir palabras amables cuando uno está bien; y trascender el sufrimiento, en circunstancias favorables. Pero la fortaleza se demuestra en momentos recios, y la confianza, en situaciones límite.

Quien confía en el Señor, no quedará defraudado, pero la naturaleza puede sentir el abismo bajo los pies.

PENSAMIENTO

La confianza se acrecienta por la buena memoria, al recordar hechos favorables, ya vividos.

PROPUESTA

Atrévete a poner tu confianza en Dios. Si te parece difícil, al menos no adelantes acontecimientos.

CUESTIÓN

¿Eres pesimista o confiado? ¿Realista o escéptico?

mié

20

mar

2019

II Miércoles de Cuaresma

XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro
XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro

“Sálvame, Señor, por tu Misericordia” (Sal 30)

En el camino cuaresmal, la conducta ascética del ayuno, la relación orante de la adoración, y la actitud generosa de la limosna, son prólogo para la experiencia pascual del perdón entrañable de Dios.

Cuando se conoce a Jesucristo se percibe su mirada de misericordia.

Dios perdona tanto, que hasta se ha dejado condenar en su Hijo para ofrecer el crédito de la salvación.

PENSAMIENTO

Quien se sienta amenazado en su conciencia por el mal cometido, no se ha encontrado con Dios.

PROPUESTA

Atrévete siempre a pedir el perdón divino.

CUESTIÓN 

¿Juzgas o perdonas?

mar

19

mar

2019

San José, el esposo de María

“José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo” (Mt 1, 20)

Jesús le dijo al sinagogo de Cafarnaúm: «No temas; basta que tengas fe» (Mc 5, 36).

El ángel le dijo a Zacarías: «No temas, porque tu ruego ha sido escuchado» (Lc 1, 13).

“El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios.” (Lc 1, 30).

PENSAMIENTO

El creyente tiene el reto de la confianza, fiarse de Dios.

PROPUESTA

Cree que tú eres amado, escuchado, considerado por Dios.

CUESTIÓN

 

En tu relación con Dios qué sobresale: ¿El miedo, el temor, la confianza?

lun

18

mar

2019

II Lunes de Cuaresma

XIII Estación: Jesús en brazos de su Madre
XIII Estación: Jesús en brazos de su Madre

 “Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso” (Lc 6, 36).

La misericordia es un movimiento de las entrañas, no solo del pensamiento. Es posible cuando uno se ha sentido envuelto en el amor misericordioso, sin merecerlo.

El Dios en quien creemos es santo, perfecto, misericordioso. Dicen que los más exigentes esconden su propia debilidad. Y los santos, que saben pecadores, son misericordiosos.

PENSAMIENTO

La misericordia supera al juicio.

PROPUESTA

Ejercita la dimensión emocional de la fe, la actitud que pasa por el corazón.

CUESTIÓN 

¿Te sientes justiciero o comprensivo?

dom

17

mar

2019

II Domingo de Cuarema

XII Estación, Jesús muere en la Cruz
XII Estación, Jesús muere en la Cruz

Jesús “subió a lo alto del monte para orar.  Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos brillaban de resplandor” (Lc 9, 28-29).

PENSAMIENTO

El monte más alto es el de la Cruz, y en él Jesús fue levantado en alto y atrajo a todos hacia sí.

La verdadera transfiguración de la humanidad acontece en el misterio de la Pasión, muerte y resurrección del Señor.

Jesús lleno de luz nos habló de la Cruz, para que cuando estemos ante el dolor no olvidemos su posibilidad transfiguradora desde la fe.

PROPUESTA

Atrévete a creer y a vivir la paradoja del Evangelio: “El que quiera ganar su vida, que la pierda”.

CUESTIÓN 

¿Cómo interpretas y vives las pruebas y las contrariedades?

sáb

16

mar

2019

I Sábado de Cuaresma

XI Estación, Jesús es clavado en la Cruz
XI Estación, Jesús es clavado en la Cruz

“Hoy has elegido al Señor para que él sea tu Dios” (Dt 26, 17).

Creer en un solo Dios es una opción de libertad que nos concede la fe.

Amar a Dios con todo el corazón, con toda la mente y con todas las fuerzas es un programa de vida que afecta las dimensiones más esenciales de la persona.

PENSAMIENTO

El creyente, que reconoce a Dios como único Señor, está defendido del despotismo de los afectos, de los afanes de poder y de los deseos de poseer.

PROPUESTA

Opta por Dios, y todo será memos, pues Él es siempre más.

CUESTIÓN 

¿Descubres en ti alguna idolatría o dependencia que te aparta de Dios?

jue

14

mar

2019

I Jueves de Cuaresma

IX Estación, Jesús cae por tercera vez
IX Estación, Jesús cae por tercera vez

“¡Señor mío, Rey nuestro, Tú eres el único! Defiéndeme que estoy sola y no tengo más defensor que Tú, porque yo misma me he puesto en peligro”. (Est 4, 17i)

La llamada cuaresmal al ayuno, a la limosna y a la oración, se prolonga a lo largo de los días. En la oración se escucha lo que Dios desea para ti, sin que te sientas violentado.

La oración es el recinto donde tomar conciencia de no estar solo.

PENSAMIENTO

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré” (Mt 11, 28). “Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco” (Mc 6, 31).

PROPUESTA

No te encierres en ti mismo, remonta el muro infranqueable por elevación, por la oración.

CUESTIÓN

¿Crees que Dios escucha tu súplica?

mié

13

mar

2019

I Miércoles de Cuaresma

VIII Estación, Jesús se dirige a las mujeres
VIII Estación, Jesús se dirige a las mujeres

“Un corazón quebrantado y humillado, oh Dios, Tú no lo desprecias” (Sal 50).

En el camino espiritual, la humildad es la escalera por la que ascender.

Sabemos que Dios acoge a los humildes y resiste a los soberbios.

Cabe una falsa humildad, la de creerse sin remedio.

PENSAMIENTO

Cuando el hombre, capaz de emanciparse de Dios, reconoce a su Creador, adquiere la mayor dignidad.

PROPUESTA

Reconoce tu debilidad y déjate perdonar.

CUESTIÓN 

¿Cuánto hace que no has celebrado el sacramento del perdón?

mar

12

mar

2019

I Martes de Cuaresma

VII Estación, Jesús se cae por segunda vez
VII Estación, Jesús se cae por segunda vez

“Cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará” (Mt 6, 6).

La oración es la respiración de la fe. Quien ora permanece como el árbol plantado junto a la corriente, no teme la sequía.

La cuaresma es tiempo propicio para la oración, y la oración es antídoto contra el orgullo y la autorreferencialidad.

PENSAMIENTO

Dios sigue deseando pasear con el hombre por el jardín interior de su corazón.

PROPUESTA

Deja por un momento tus ocupaciones y reza a quien te habita por dentro.

CUESTIÓN 

¿Rezas habitualmente?

lun

11

mar

2019

I Lunes de Cuaresma

VI Estación, La Verónica limpia el rostro de Jesús
VI Estación, La Verónica limpia el rostro de Jesús

“Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 31-46)

Aunque tú no llegues a contemplar el rostro de Jesús en el prójimo, Él sí se siente mirado y atendido, cuando lo haces con quien te cruzas en el camino.

Es bueno purificar nuestra mirada para trascender la realidad y contemplarla con los ojos de la fe.

PENSAMIENTO

Dios, al final de cada jornada de la creación, se extasió viendo lo que había hecho, y todo era bueno.

PROPUESTA

Contempla la realidad con la mirada iluminada por la fe

CUESTIÓN

¿Cómo miras a las personas?

dom

10

mar

2019

I Domingo de Cuaresma

V Estación, el Cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz
V Estación, el Cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz

 “Entonces clamamos al Señor, Dios de nuestros padres, y el Señor escuchó nuestros gritos, miró nuestra indefensión, nuestra angustia y nuestra opresión. El Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, en medio de gran terror, con signos y prodigios, y nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, una tierra que mana leche y miel” (Dt 26, 7-9).

Haz memoria de la historia de Dios contigo, y sé agradecido.

El desierto se convierte en tierra que mana leche y miel, gracias a la misericordia de Dios.

PENSAMIENTO

“No solo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”.

PROPUESTA

Reconoce a quien es tu único Señor.

CUESTIÓN 

¿De qué te alimentas espiritualmente?

sáb

09

mar

2019

Sábado de Ceniza

IV Estación, Jesús se encuentra con su Madre en la Vía Dolorosa
IV Estación, Jesús se encuentra con su Madre en la Vía Dolorosa

“No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores” (Lc 5, 27-32)

En el camino de la Cruz, ayuda el acompañamiento entrañable de quien sabes que te ama. Atrévete a mirar al Nazareno como lo hizo su Madre, y todo te será fácil.

“Madre, míranos como a tu Hijo. María, “vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos”.

PENSAMIENTO

La persona toma conciencia de sí misma cuando mira el rostro de otro. Jesús estaba vuelto hacia Dios; María, vuelta hacia su Hijo.

PROPUESTA

Jesús no ha tenido a menos llevar sobre sí nuestros dolores. “Pon tus ojos en el Crucificado y todo te será poco” (Santa Teresa)

CUESTIÓN

¿A quién miras? ¿A quién tienes como modelo?

vie

08

mar

2019

Viernes de Ceniza

 III Estación, Jesús cae por primera vez
III Estación, Jesús cae por primera vez

El ayuno cristiano: “Cuando le sea arrebatado el esposo, entonces ayunarán” (Mt 9, 14-15)

“Jesús no mira las caídas, sino las levantadas” (Francisco). “Levántate”. «Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz cada día y me siga” (Lc 9, 23).

La sabiduría, a veces, se disfraza de tentación, y quien la vence alcanza el don de Dios.

PENSAMIENTO

Contempla a Jesús en el suelo. Él te dice que ha asumido hasta tu postración más humillante.

PROPUESTA

Hoy puedes levantarte y compartir con alguien necesitado algo de lo tuyo.

CUESTIÓN 

¿Reconoces tu debilidad?

jue

07

mar

2019

Jueves de Ceniza

II Estación, Jesús carga con la Cruz, camino del Calvario
II Estación, Jesús carga con la Cruz, camino del Calvario

“El que pierda su vida por mi causa la salvará” (Lc 9, 22-25).

Jesús carga con la Cruz. El árbol de jardín primero, donde pecaron los primeros padres, es redimido.

“Te adoramos, Cristo, y te bendecimos, porque por tu santa Cruz redimiste al mundo”

«Él tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades». (Mt 8, 17)

PENSAMIENTO

Tú eres como un árbol. Puedes cuidarlo, manteniéndolo junto a la corriente de la gracia, y dar buenos frutos.

PROPUESTA

Haz un gesto solidario

CUESTIÓN

 

  • ¿Interpretas tu vida a la luz de Cristo?

mié

06

mar

2019

Miercoles de Ceniza

             I Estación, Jesús Condenado a Muerte
I Estación, Jesús Condenado a Muerte

“Tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará” (Mt 6, 1-6. 16-18).

Comienzo de la Cuaresma. Comienzo del Camino Pascual. Inicio del Via Crucis

Sin perder el horizonte, vamos detrás de Jesús: “Con tan buen Capitán que se puso el primero en el padecer, todo se puede sufrir, es amigo verdadero” (Santa Teresa)

Propuesta: Comienza una lectura espiritual. 

Cuestión: ¿Tienes proyecto cuaresmal?

dom

03

mar

2019

VIII Domingo del Tiempo Ordinario

Eclo 27,4-7; Sal 91; 1Co 15, 54-58; Lc 6, 39-45

El fruto muestra el cultivo de un árbol” (Eclo 27, 6)).

“El justo crecerá como una palmera. En la vejez seguirá dando fruto y estará lozano y frondoso” (Sal 91).

Cada árbol se conoce por su fruto” (Lc 6, 44).

 

Este domingo se nos ofrece una de las claves más segura a la hora de hacer discernimiento espiritual sobre la opción de vida o sobre el seguimiento evangélico. Sin duda que la paz interior es un signo valioso para averiguar si se actúa según el querer de Dios. Más ¿cómo saber que esa paz no obedece a una reacción psicológica autocomplaciente?

  Para que el ejercicio de discernimiento sea válido hace falta contrastar varias fuentes, y si es importante la percepción interior de la consolación y de la paz, esta no se objetiva si no es por la forma de vivir. 

  Es difícil pensar que algo es de Dios si a la hora de aplicarlo genera efectos contrarios al Evangelio. La máxima que nos ofrece la Sagrada Escritura es muy evidente: por los frutos se conoce el árbol. Por las obras se discierne la rectitud de la conducta.

Leer más

dom

24

feb

2019

VII Domingo del Tiempo Ordinario

1Sm 26, 2. 7-9. 12-13. 22-23; 102; 1Co 15, 45-49; Lc 6, 27-38

LECTURAS

-«¡No lo mates, que no se puede atentar impunemente contra el ungido del Señor!»  (1Sm 26, 9)

“El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia; no nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas”.

“Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian” (Lc 6, 26-27). 

COMENTARIO

Hace poco el papa Francisco se lamentaba al comprobar la falta de compasión hasta en los medios católicos y cómo se buscaba la venganza, la intriga y el espionaje. Desde luego no hay que ocultar la verdad, pero es muy distinto el modo de esclarecer las cosas entre cristianos, sin faltar a la verdad y sin ensañarse con las personas que pueden cometer delitos.

Leer más

dom

17

feb

2019

VI Domingo del Tiempo Ordinario

Jer 17, 5-8; Sal 1; 1Co 5, 12. 16-20; Lc 6, 17. 20-26

LECTURAS

“Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto” (Jer 17, 7-8).

“Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor” (Ant). 

“Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. 

Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. 

Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis.  

Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre” (Lc. 6, 17-26)

Leer más

dom

10

feb

2019

V Domingo del Tiempo Ordinario

Is 6, 1-2a. 3-8; Sal 137; 1Co15, 1-11; Lc 5, 1-11

Subió Jesús a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. 

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: -«Rema mar adentro, y echad las redes para pescar».

Simón contestó: -«Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes». 

Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande que reventaba la red.

COMENTARIO

Acabo de llegar de Tierra Santa y de orar sobre las aguas del Mar de Galilea, espacio sagrado que con toda seguridad contempló el Maestro de Nazaret, quien a las orillas del Lago fue nombrando a cada uno de los suyos para que lo siguieran como discípulos. 

Leer más

dom

03

feb

2019

IV Domingo del Tiempo Ordinario

Jer 1, 4-5.17-19; Sal 70; 1Co 12, 31-13,13; Lc 4, 21-30

LECTURAS

“Antes de formarte en el vientre, te elegí; antes de que salieras del seno materno, te consagré: te constituí profeta de las naciones” (Jer 1,5).

«En verdad os digo que ningún profeta es aceptado en su pueblo. Puedo aseguraros que en Israel había muchas viudas en los días de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías sino a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado sino Naamán, el sirio» (Lc 4, 24-27). 

COMENTARIO

Jesús ha venido para ofrecer la salvación a toda la humanidad. Si Jeremías fue elegido para ser profeta de las naciones, el Nazareno deja su pueblo, se aposenta en la ciudad fronteriza de Cafarnaúm y se hace eco de las actuaciones de Elías y Eliseo en tierras paganas, fuera de Israel.

Leer más

sáb

02

feb

2019

La Presentación del Niño Jesús

CONTEMPLACIÓN

Contempla, por un momento, el Misterio que hoy celebra la Iglesia, a los cuarenta días de la Navidad, el momento en el que la Madre de Jesús sube con su Hijo al Templo, después de pasar los días de purificación por haber dado a luz, según mandaba la ley de Moisés.

Mira a esta madre que sube gozosa a presentar a su Hijo primogénito. Ella es en verdad la zarza que abraza al Cordero de Dios del que fuera profecía aquel cordero que apareció enredado entre las ramas pinchosas en el monte Moria, cuando Abraham se disponía a sacrificar a su hijo Isaac.

Ella es la madre-virgen de la que, según la interpretación de muchos padres, es símbolo la zarza ardiente de Moisés. Ahora, por designio divino, sube en sus brazos al Templo al que será coronado de espinas por amor a su pueblo, mientras que a ella una espada le atravesará el corazón. 

Contempla al Cordero de Dios también en brazos del anciano Simeón, quien, al reconocerlo, entona el cántico en el que proclama a Jesús como Salvador del mundo, Luz de todos los pueblos. Sorprende la escena en la que dos ancianos son los que testifican la identidad del Hijo de María, gloria de Israel.

Leer más

dom

27

ene

2019

III Domingo del Tiempo Ordinario

Neh 8, 2-4a.5-6.8-10; Sal 18; 1Co 12, 12-30; Lc 1, 1-4; 4, 14-21

Todo el pueblo escuchaba con atención la lectura del libro de la ley. El escriba Esdras se puso en pie sobre una tribuna de madera levantada para la ocasión” (Neh 8, 3-4).

“Jesús fue a Nazaret, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el rollo del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor» Toda la sinagoga tenía los ojos clavados en él. Y él comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír» (Lc 4, 16-20).

COMENTARIO 

Para comprender el sentido de las Sagradas Escrituras, los diferentes movimientos, gestos o actitudes de los protagonistas de los distintos relatos se deben interpretar en clave teológica, y no solo en sentido literal. No da igual que el texto diga que Jesús está de pie, que sentado; que se pone en camino, o que entra en casa.

Leer más

dom

20

ene

2019

II Domingo del Tiempo Ordinario

Is 62, 1-5; Sal 95; 1Co 12, 4-11; Jn 2, 1-11

“Ya no te llamarán «Abandonada», ni a tu tierra «Devastada»; a ti te llamarán «Mi favorita», y a tu tierra «Desposada», porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido.” (Is 62, 4)

“En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.  Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: -«No les queda vino.» (Jn 2, 1-2).

 

 

Acabamos de celebrar el tiempo de Navidad. Como culmen de la revelación de Dios hecho hombre en el Hijo de María, la Iglesia nos presenta tres manifestaciones de la identidad divina de Jesús: la Epifanía, el día de Reyes; el Bautismo, el domingo pasado, y las Bodas de Caná, este domingo.

Leer más

lun

14

ene

2019

Tiempo Ordinario

 

 

 

 

 

Paso a paso, aunque el sendero sea largo.

Paso a paso, aunque remonte el camino.

Si aciertas a trascender el pensamiento, 

alcanzarás ligero tu destino.

dom

13

ene

2019

El bautismo del Señor

EVANGELIO

“Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado, también Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco» (Lc 3, 21.22).

COMENTARIO

En el Jordán, Jesús experimentó el amor de su Padre, experiencia que selló su vida y marcó su identidad. Durante todo su ministerio público nos demostrará la relación de intimidad con Dios, de quien se siente permanentemente amado. Esta moción espiritual seguirá siendo en la vida de los creyentes detonante, para optar por ser discípulos de Jesús.

 

Por el bautismo nos acontece la incorporación a la familia de Dios y se nos concede la posibilidad de invocar a Dios, como nos enseñó su Hijo, Jesús, con la oración del “Padre Nuestro”. Sobrecoge el don, derramado por el Espíritu Santo en nuestro corazón, que nos permite llamar a Dios “Papá”.

Leer más

dom

06

ene

2019

Epifanía del Señor

La adoración de los Reyes Magos, Bartolomé Esteban Murillo
La adoración de los Reyes Magos, Bartolomé Esteban Murillo

LOS REGALOS DE LOS SANTOS REYES

Al permanecer en oración ante la imagen del Niño de Belén, en medio del silencio, contemplé las ofrendas que los Magos hicieron al Mesías: “Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas, lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra” (Mt 2, 10-11). Es clásica la interpretación de los dones y regalos que los tres Reyes Magos traen al Niño Jesús: el oro como a quien es Rey; el incienso, como a quien es Dios; la mirra, como a quien se hizo enteramente hombre. 

Sin embargo, al meditar acerca de tan preciosos dones, me han venido a la memoria referencias bíblicas que trascienden el oro, el incienso y la mirra. Y puesto que la tradición familiar celebra el día de los regalos, me atrevo a pedir que los santos Reyes nos obsequien con los dones mejores. 

Leer más

mar

01

ene

2019

Solemnidad de la Madre de Dios

BENDICIÓN

“El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz” (Núm 6, 24-26).

EL SEÑOR TE BENDIGA Y TE PROTEJA 

Como saludo, en el año nuevo, te envío mis mejores deseos. Para los que creen, la bendición y el cobijo entrañable de Dios se fundan en su Providencia divina, en su opción de venir a nuestro lado, y en la certeza de contar con su auxilio, que se expresa en las palabras del patriarca Isaac: “Que Dios te conceda el rocío del cielo, la fertilidad de la tierra, abundancia de trigo y de vino” (Gn 27, 28). Al comenzar el año y reiniciar cada uno su camino, te deseo lo que el anciano Tobías pidió para su hijo: “Que el Dios del cielo os proteja y devuelva sanos. Que su ángel os acompañe y proteja” (Tb 5, 17). María es la Bendita de Dios.

Leer más

dom

30

dic

2018

Fiesta de la Sagrada Familia

Eclo, 3, 2-6.12-14; Sal 127; Col 3, 13-21; Lc 2, 41-52

REFERENCIAS FAMILIARES EN LOS EVANGELIOS

Los relatos evangélicos de la infancia de Jesús rezuman vida familiar. Jesús nació en el seno de una familia, creció bajo la mirada atenta de sus padres, y siempre tuvo junto a Sí la ternura entrañable de María, su madre, desde el nacimiento hasta la muerte.

A lo largo de su vida pública, Jesús escogió espacios familiares para vivir. Así lo hizo en Cafarnaúm, en casa de Pedro, donde habitaba el apóstol con su familia, y cuando bajaba a Judea, se hospedaba en Betania, en casa de los hermanos Marta, María y Lázaro, sus amigos.

A la hora de escoger a sus discípulos, llamó primero a unos que eran hermanos: Simón y Andrés, hijos de Juan; Santiago y Juan, hijos de Zebedeo. 

En varias ocasiones, Jesús intervino en escenas dramáticas familiares, como fue en Naím, cuando salían a enterrar al hijo único de una viuda (Lc 7, 12-13), y en Cafarnaúm, cuando se compadeció de la familia que había perdido a su hija de doce años: “… con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: Talitha qumi (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»). La niña se levantó inmediatamente y echó a andar” (Mc 5, 39-42).

Leer más