dom

26

may

2019

VI Domingo de Pascua

«El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde (Jn 14, 23.26-27).

COMENTARIO

El creyente, como todo ser humano, tiene en su interior la presencia invisible de quien lo ha creado, lo ha redimido, y lo santifica. La psicología hace posible descubrir el mundo interior de la persona. Quien acierta a entrar dentro de sí cabe que experimente sosiego, calma, serenidad. Esta constatación está llevando a muchas personas a practicar ejercicios de interioridad que reportan relajación, distensión, propio conocimiento, mayor atención y consciencia… 

El creyente, además de poder percibir como todo ser humano la fuerza íntima que lo habita, traspasa una puerta que tiene dentro, por la que penetra en lo más profundo de sí y se abre a una relación fascinante, pues no solo disfruta de los posibles efectos de un ejercicio de interioridad natural, sino que se percibe habitado, sostenido y amado.

Leer más

dom

19

may

2019

V Domingo de Pascua

«Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijitos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros» (Jn 13, 31-33a.34-35).

COMENTARIO

El Evangelio cita las palabras que pronunció Jesús a continuación del momento en que Judas salió del cenáculo para traicionarle. En tal contexto, sorprende que el Maestro afirme que ese es el momento de su glorificación. 

Sin duda, no puede ser que Jesús reciba gloria de los suyos, si uno le traiciona, otro lo niega, tres se duermen y todos lo abandonan. La gloria la recibe de su Padre. Es la relación filial la que se afirma en momentos recios y en ellos se autentifica la confianza en Dios.

Leer más

lun

13

may

2019

La Señora del cielo, más bella que el sol

“Un gran signo apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza” (Apc 12, 1)

La belleza es orden, equilibrio, armonía, espacio habitable.

La belleza es gratuidad, ofrenda, generosidad.

La belleza es visión luminosa, esplendor, transfiguración.

La belleza es fidelidad, autenticidad, verdad.

La belleza es bondad, perdón, humildad, donación de sí.

La belleza es discreción, libera de la rutina y de la desesperanza.

La belleza es necesaria, es esencial, atrae, fascina, enamora. 

La belleza es amor, entrega, olvido de sí. 

       La belleza es amor, entrega, olvido de sí.

 

Leer más

dom

12

may

2019

IV Domingo de Pascua

“Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, lo que me ha dado, es mayor que todo, y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno” (Jn 10, 27-30).

COMENTARIO

Jesús se presenta como el Buen Pastor. J. Tolentino traduce que Jesús no solo es el Buen Pastor, sino el más bello, que dice de Sí mismo: “«Yo soy el pastor bello». Pero ¿qué haríamos con esta afirmación?” Y responde: “La belleza no es un atributo, un campo aparte, una moneda de cambio, un consuelo, una técnica, un código simbólico… La belleza es una teología visual, un punto de unión entre el mundo invisible y el mundo visible, encarnación del espíritu”. 

Y Jesús, además, dice que conoce a sus ovejas, o sea que las ama íntimamente y, si es así, significa que somos reflejo de la belleza del Pastor. Porque en nuestros rostros se refleja la mirada de quien nos mira.

Leer más

dom

05

may

2019

II Domingo de Pascua

“Después de esto Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberiades. Jesús les dice: «Muchachos, ¿tenéis pescado?» Ellos contestaron: «No». Él les dice: «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis». La echaron, y no podían sacarla por la multitud de peces. Y aquel discípulo a quien Jesús amaba le dice a Pedro: «Es el Señor». Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: «Vamos, almorzad». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado. Después de comer, dice Jesús a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?» Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero». Dicho esto, añadió: «Sígueme»” (Jn 21, 5-10.13-15.19). 

Hasta ahora, yo no había reparado en el detalle que señala el texto evangélico al decir que Pedro estaba desnudo cuando le avisan que es el Señor quien les está hablando desde la orilla. Me he sorprendido al comparar esta escena con la que narra el libro del Génesis, cuando Dios baja a pasear con Adán y no lo encuentra. Entonces, dice la Escritura que el Creador, al no verlo, lo llama. Adán y Eva se habían escondido, porque se sentían desnudos.

Leer más

dom

28

abr

2019

Domingo de la Divina Misericordia

“Cantaré eternamente las misericordias del Señor, anunciaré su fidelidad por todas las edades. Dad gracias a Señor, porque es bueno, porque es eterna su misericordia.”

La misericordia tiene su matriz en el corazón. Cuando se conmueven las entrañas, nace la misericordia. Cuando uno se acuerda del perdón recibido, se mueve a perdonar.

Si uno desea seguir lo que Dios quiere, sabe que Él prefiere la misericordia al sacrificio.

Cuando se llega al límite de la propia debilidad, y se tiene la tentación de permanecer hundido, es posible levantarse y comenzar de nuevo, gracias a la misericordia.

Cuando asalta la mala memoria y surge la nostalgia de la tierra de esclavitud, si se ha celebrado la misericordia, es posible defenderse del halago de las malas pasiones. 

Si a cada uno nos gusta que nos comprendan, que nos den tiempo para subsanar nuestros errores, y hasta que nos perdonen las faltas, lo justo es medir de la misma manera a los demás y practicar la misericordia.

Leer más

lun

22

abr

2019

Octava de Pascua

“A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros».  Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente». Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!». Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto».” (Jn 20, 26-29) 

Hoy es un domingo cargado de significado. Es el domingo de la misericordia. El relato evangélico nos ofrece el momento intenso en el que Jesús le muestra a Tomás las heridas luminosas de su Pasión, para curar la herida sangrante del discípulo, quien no puede contener la orfandad de Maestro.

Leer más

sáb

20

abr

2019

Pascua de Resurrección

Presencia invisible, real, cierta, la que acontece para el que cree.

Relación sentida, amorosa, íntima, para quien se abre a la fe.

Palabra en las entrañas, conmovidas por el anuncio del ser celeste.

Soledad vencida para siempre, más allá del sentimiento.

Futuro con horizonte luminoso, omega de la historia.

Razón de un cántico continuo, aunque no se oiga.

Fuerza secreta cotidiana, a pesar del tiempo ya vivido.

Sonrisa transmitida en las facciones, sin disimulo.

Mirada intuitiva, que descubre belleza por doquier.

Tierra firme bajo los pies, sin miedo a la intemperie.

Con andar erguido, ligero, solidario, por costoso que sea el camino. 

Ojos remecidos de luz, capaces de leer el misterio de la vida.

Leer más

vie

19

abr

2019

Oración ante la Cruz

Señor, he contemplado los pasos de tu Pasión hasta el momento cumbre de tu muerte en la Cruz, y siempre me queda la pregunta: ¿Por qué? Y ¿por qué así? ¿Qué nos quieres decir con tu muerte tan terrible a nuestros ojos?

Sé que no es ficción el relato del Evangelio, y sé que Tú no eras un superhombre. Te dolió el desprecio, la dureza de tu pueblo, la violencia de los soldados, la indiferencia de la gente que te vio pasar por la calle cargado con el madero, y te creyó malhechor.

Tus sufrimientos no fueron irreales. Pero dime, ¿qué te llevó hasta ese límite? ¿Cómo pudiste resistir? ¿Qué secreto llevabas en tu corazón que te hizo subir al Monte Calvario sin protesta, sin resistencia, sin defensa?

Tú sabes bien el desconcierto que supone para nosotros la prueba, el dolor, la enfermedad, la pérdida de un ser querido, la catástrofe… Ante ellos se dan reacciones muy diferentes, desde la tristeza a la resistencia; desde la sublimación a la desesperanza; desde la conciencia de desgracia a la ofrenda.

Señor, cuando te contemplo muerto en la Cruz, me pregunto si es posible, humanamente hablando, padecer lo que Tú padeciste y sufrirlo como Tú lo sufriste. ¿Qué puedo decirle a quien está acosado por circunstancias adversas, hasta el extremo de sentirse abandonado hasta de Dios? 

Leemos en la Biblia que los tres jóvenes de Babilonia se enfrentaron con el rey, y se arriesgaron, confiando en Dios, a no adorar la estatua real; que prefirieron ser quemados vivos antes que pecar por idolatría. Conocemos las actas de los mártires de los primeros siglos del cristianismo, y de los actuales, y cómo se mantuvieron en actitud valiente, incluso cantando. Ha saltado a las noticias que un sacerdote se atrevió a entrar en la catedral de Notre Dame, de París, en medio del fuego, para rescatar el Santísimo Sacramento y reliquias preciosas de tu Pasión y lo han declarado héroe nacional.

Leer más

jue

18

abr

2019

Jueves Santo

XIV Estación, Jesús es colocado en sepulcro
XIV Estación, Jesús es colocado en sepulcro

Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido. Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez” (Jn 13, )

Observa cada movimiento que hace Jesús en el momento del lavatorio de los pies. Todos ellos se deben interpretar en clave teológica. El Maestro está sentado, como Señor; se levanta, verbo que anticipa la Pascua; se quita el manto, se despoja, se rebaja; toma la toalla, el símbolo del servicio humilde; se la ciñe, como quien se dispone a realizar una obra costosa, la donación total de sí mismo; lava los pies, purifica, perdona, concede el nuevo nacimiento; seca los pies, como quien realiza la obra con todo detalle; se pone el manto, dejándose puesta la toalla, con ello nos enseña a que quien quiera ser señor, debe ser servidor; vuelve a la mesa, porque es el Maestro.

PENSAMIENTO

La Eucaristía es el sacramento de la oblación total del Jesús, y a la vez de su triunfo.

PROPUESTA

“El que se humilla será enaltecido”.

CUESTIÓN

¿Cómo te sientes al ver a Jesús a tus pies?

jue

18

abr

2019

Hora Santa

Jesús, déjame acompañarte esta noche, aunque sé que hay momentos en la vida que estorba todo. Pero Tú quisiste que en ocasiones te acompañaran tus amigos y esta noche, de manera especial, los invitaste a estar junto a ti en el lugar más íntimo del huerto, donde angustiado, rezabas a tu Padre.

Sé que Él no te dejó solo, y te envió a su Ángel para que te consolara. Quizá fue tu mismo Padre quien te mostró el cáliz que debías beber, cuando, según el autor sagrado, se te apareció un ángel del cielo que te confortaba (Lc 22, 43). 

Jesús, no pienses que no veo la diferencia entre los momentos recios que sufrieron tus discípulos y este que te toca pasar esta noche. Perdona que me atreva a recordarte las mismas palabras que decías a los tuyos, cuando en la travesía del Lago de Galilea se sentían perecer, llenos de miedo, y Tú les llamaste la atención: “Hombres de poca fe, ¿por qué teméis?” (Mt 8, 26). «¿Por qué estáis con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe?» (Mc 4, 40). Y a tu amigo Pedro, cuando al echarse al agua se hundía, “viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!», y al punto le tendiste la mano, lo agarraste y le dijiste: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?» (Mt 14, 30-31).

Leer más

mié

17

abr

2019

Miércoles Santo

XIII Estación, Jesús en los brazos de su Madre
XIII Estación, Jesús en los brazos de su Madre

«Id a la ciudad, a casa de Fulano, y decidle: "El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos."» (Mt 26, 18)

Tú puedes acoger la Palabra de Dios, y sentir en ella el mensaje más sobrecogedor, la voluntad de Jesús de cenar contigo, de celebrar la Pascua en tu casa, en tu propio interior.

El Señor está a la puerta y llama, si le abres entrará en tu casa y cenaréis juntos. Mientras no le abres, Él permanecerá sentado sobre el umbral, al relente de la noche, con sus cabellos húmedos por el rocío.

Los días próximos, Jesús quiere pasar por tu vida, y dejarte sentir que Él te quiere.

PENSAMIENTO

El Triduo Pascual no es una representación de lo que sucedió. Hoy, como entonces, sigue aconteciendo la Pasión de Cristo.

PROPUESTA

Atrévete a descubrir junto a ti el paso del Señor.

CUESTIÓN

 

¿Tienes lugar en tu casa para recibir al Señor, quizá en forma de otro?

mar

16

abr

2019

Martes Santo

XII Estación, Jesús muere en la Cruz
XII Estación, Jesús muere en la Cruz

Simón Pedro le dijo: «Señor, ¿a dónde vas?» Jesús le respondió: «Adonde yo voy no me puedes acompañar ahora, me acompañarás más tarde.» Pedro replicó: «Señor, ¿por qué no puedo acompañarte ahora? Daré mi vida por ti.» Jesús le contestó: «¿Con que darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres voces.» (Jn 13, 36-38)

Suele ser tradición en muchos lugares la representación de la Pasión de Cristo. Cabe que cada uno nos sintamos personalizados en alguno de los actores, que aparecen en los relatos evangélicos. Pero también cabe que tomemos la iniciativa de asumir la actitud de quienes mejor se comportaron con Jesús.

Da pudor tomar el papel del discípulo amado, de María Magdalena, de la Madre de Jesús, cuando quizá uno se ve más en los discípulos miedosos, huidizos, y hasta infieles. Es bueno acoger la inspiración más noble, generosa, y limpia que se aposente en el corazón y ponerla en práctica.

PENSAMIENTO

Todos estamos representados en los actores de los relatos de la Pasión de Cristo.

PROPUESTA

Supera todo posible movimiento introvertido, sal de ti, ejerce el mejor don que has recibido.

CUESTIÓN 

¿Con quién te sientes identificado?

lun

15

abr

2019

Lunes Santo

XI Estación, Jesús clavado en la Cruz
XI Estación, Jesús clavado en la Cruz

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servia, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se lleno de la fragancia del perfume”. (Jn 12, 1-3)

No es indiferente señalar, al inicio de la Semana Santa, la escena que tuvo lugar en Betania, en la casa de los amigos de Jesús. En los días previos a la Pasión, los Evangelios narran que el Nazareno no se quedaba en Jerusalén, ni en la falda del Monte de los Olivos, donde pernoctaban los galileos.

La elección de Betania demuestra la necesidad que tiene Jesús de sentirse acompañado, querido, para afrontar la hora decisiva de su misión. Con ello se nos muestra enteramente humano.

Jesús no es forajido, ni un loco suicida, ni un valiente orgulloso. Jesús es el Hijo amado de Dios, el amigo de Marta, María y Lázaro, el amigo de sus discípulos.

PENSAMIENTO

Jesús va a Jerusalén como enamorado, como aquel que se entrega por su esposa, la Iglesia.

PROPUESTA

Durante los días de Semana Santa tienes la posibilidad de convertirte en Betania, por tu relación con Jesús, y con quienes convives estos días.

CUESTIÓN 

En tu camino espiritual, ¿te sientes identificado con quien hace las cosas por esfuerzo o por amor?

dom

14

abr

2019

Domingo de Ramos

X Estación, Jesús es despojado de sus vestidos
X Estación, Jesús es despojado de sus vestidos

En aquel tiempo, Jesús echó a andar delante, subiendo hacia Jerusalén. Al acercarse a Betfagé y Betania, junto al monte llamado de los Olivos, mandó a dos discípulos, diciéndoles: -«Id a la aldea de enfrente; al entrar, encontraréis un borrico atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta: "¿Por qué lo desatáis?", contestadle: "El Señor lo necesita".» (Lc 19, 29-31)

Sorprende la localización de la escena evangélica, en la que aparecen cuatro localizaciones, como si el autor sagrado quisiera fijar el acontecimiento de manera especial e histórica en cuatro coordinadas. Jerusalén: El templo del Señor, donde tendrá lugar la entrega del Señor; Betfagé: Donde se secó la higuera, fin de la sinagoga; Betania: donde Jesús fue agasajado; falda del Monte de los Olivos, donde Jesús rezaba.

El relato detalla: “Jesús echó a andar delante”, y bien sabía a dónde iba.  En otra ocasión el Maestro había dicho: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” (Mt 16, 24). Y me resuena el texto teresiano: “Con tan buen amigo presente, con tan buen capitán que se puso en lo primero en el padecer, todo se puede sufrir: es ayuda y da esfuerzo; nunca falta; es amigo verdadero” (Vida 26, 6).

PENSAMIENTO

Es condición de discípulo no mirar para atrás, sino fijar los ojos en quien nos precede, el Maestro

PROPUESTA

El Evangelio nos invita a ponernos en camino, detrás de Jesús, hacia Jerusalén, con el testigo en la mano, el ramo de olivo.

CUESTIÓN 

¿En tu camino espiritual, avanzas poniendo los ojos en Jesús, o mirando a los lados, a ver cómo caminan los demás?

dom

14

abr

2019

Domingo de Ramos (II)

Los protagonistas de este domingo son Jesús y el pueblo; Jesús y Jerusalén.

Nos podemos preguntar qué significa la entrada de Jesús en la ciudad santa, de la manera que narran los evangelios. 

Por un lado, al ver a Jesús montado en cabalgadura, me viene a la memoria el salmo nupcial: “Me brota del corazón un poema bello, recito mis versos a un rey; mi lengua es ágil pluma de escribano. Eres el más bello de los hombres, en tus labios se derrama la gracia, el Señor te bendice eternamente. Cíñete al flanco la espada, valiente: es tu gala y tu orgullo; cabalga victorioso por la verdad, la mansedumbre y la justicia, (Sal 45).

Leer más

sáb

13

abr

2019

V Sábado de Caresma

IX Estación, Jesús cae por tercera vez
IX Estación, Jesús cae por tercera vez

“Esto dice el Señor Dios: Recogeré a los hijos de Israel de entre las naciones adonde han ido, los reuniré de todas partes para llevarlos a su tierra. Los haré una sola nación en mi tierra, en los montes de Israel. (Ez 37, 21-22)

Estamos a las puertas de Semana Santa. Antes de entrar en la vorágine de los acontecimientos dramáticos de la Pasión de Jesús, la Liturgia nos recuerda la razón de los hechos que tuvieron lugar en Jerusalén, y el sentido de la muerte del Señor.

Jesús ya había anunciado, “cuando Yo sea levantado en alto atraeré a todos hacia mí”. Gracias a los méritos de la Pasión del Señor, la humanidad entera recupera la posibilidad de saberse el nuevo Pueblo de Dios.

PENSAMIENTO

La nueva tierra, el único pueblo o el destino liberador son los nuevos cielos y la nueva tierra, que conquista el Redentor y nos los ofrece como destino definitivo.

PROPUESTA

Agradece a Jesús su Pasión, por la que tú puedes invocar a Dios como Padre.

CUESTIÓN

¿Te sientes salvado, redimido, miembro de la nación santa, del pueblo escogido?

vie

12

abr

2019

V Viernes de Cuaresma

VIII Estación, Jesús habla con las mujeres de Jerusalén
VIII Estación, Jesús habla con las mujeres de Jerusalén

“Jesús les replicó: «Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?». Los judíos le contestaron: «No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios». Jesús les replicó: «¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: Sois dioses”?». (Jn 10, 32-34)

¡Qué ciegos nos volvemos los humanos, cuando nos mueven la ideología, el partidismo, el odio! No se comprende la cerrazón de quienes han sido testigos de tanta bondad, recibida de Jesús, y ahora lo rechazan.

La reacción refractaria, que denuncia el Evangelio, la debemos tener en cuenta, para cuando nos obstinamos en nuestros puntos de vista y absolutizamos nuestros criterios.

PENSAMIENTO

Las ideologías despóticas nos identifican con los ídolos, que tienen ojos y no ven; orejas, y no oyen; nariz y no huelen…

PROPUESTA

Examina tu modo de actuar, no sea que te muevas por ideologías, y no por la búsqueda de la verdad.

CUESTIÓN 

¿Te sientes identificado con quienes se cierran en su modo de pensar?

jue

11

abr

2019

V Jueves de Cuaresma

VII Estación, Jesús cae por segunda vez
VII Estación, Jesús cae por segunda vez

“Jesús contestó: «Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. El que me glorifica es mi Padre, de quien vosotros decís: “Es nuestro Dios”, aunque no lo conocéis. Yo sí lo conozco, y si dijera “No lo conozco” sería, como vosotros, un embustero; pero yo lo conozco y guardo su palabra.” (Jn 8, 54-55)

La Pasión de Jesús no se puede comprender sin tener en cuenta la relación que Él tuvo con su Padre Dios. Jesús no va a Jerusalén por despecho, por inconsciente, por vanidad, y menos aún por valentía pretenciosa.

El verbo conocer en la Biblia significa mucho más que una comprensión intelectual, es la relación más íntima entre personas.

PENSAMIENTO

Jesús conoce de dónde viene, se siente amado entrañablemente de su Padre, y lo ama.

PROPUESTA

En tu camino siéntete acompañado de Dios.

CUESTIÓN 

¿Conoces a Dios, tratas con Él, lo amas?

mié

10

abr

2019

V Miércoles de Cuaresma

VI Estación, La Verónica enjuga el rostro de Jesús
VI Estación, La Verónica enjuga el rostro de Jesús

“¿Qué dios os librará de mis manos?

Sidrac, Misac y Abdénago contestaron al rey Nabucodonosor: —A eso no tenemos por qué responderte. Si nuestro Dios a quien veneramos puede librarnos del horno encendido, nos librará, oh rey, de tus manos. Y aunque no lo hiciera, que te conste, majestad, que no veneramos a tus dioses ni adoramos la estatua de oro que has erigido.” (Dn 3, 16-18)

La fe no es un chantaje a Dios, ni se cree por estrategia, para que nos sucedan las cosas de manera favorable. El creyente sabe de quién se fía, y asume la prueba sin poner en tela de juicio a Dios, en quien confía. “Esta confianza no salva al creyente del paro, del hambre, de la persecución…, pero le permite enfrentarse a tales situaciones límite de un modo radicalmente nuevo, transformado… “(F. Torralba)

PENSAMIENTO

La prueba consolida la fe en una persona y la opción por ella. Solo se sabe que se ama sin interés en el momento de la crisis.

PROPUESTA

Atrévete a confesas a Dios en las pruebas y a bendecirlo.

CUESTIÓN

¿Te has sorprendido dando a gracias a Dios en los momentos recios?

mar

09

abr

2019

V Martes de Cuaresma

V Estación, El cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz
V Estación, El cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz

“«Cuando levantéis en alto al Hijo del hombre, sabréis que “Yo soy”, y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como el Padre me ha enseñado. El que me envió está conmigo, no me ha dejado solo; porque yo hago siempre lo que le agrada». Cuando les exponía esto, muchos creyeron en él.” (Jn 8, 28-30)

He leído las últimas palabras de Jesús en la Cruz, y la diferente manera que tienen los evangelistas de narrar el momento de la muerte del Señor. San Juan pone en labios del Crucificado la expresión: “Todo está cumplido”. Y resuena la sentencia paulina: “He combatido el noble combate, he acabado la carrera, he conservado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de la justicia, que el Señor, juez justo, me dará en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que hayan aguardado con amor su manifestación” (2Tm 4, 7-8).

PENSAMIENTO

Jesús va a la Cruz con la certeza del amor de su Padre, y solo así se comprende que anuncie su muerte, y que no huya, ni se defienda.

PROPUESTA

Vive la vida, teniendo en cuenta el horizonte luminoso del amor entrañable de Dios, que te espera.

CUESTIÓN

 

¿Caminas ansioso, receloso, pesimista, o sereno y confiado?

lun

08

abr

2019

V Lunes de Cuaresma

IV Estación, Jesús se encuentra con su Madre en la Vía Dolorosa
IV Estación, Jesús se encuentra con su Madre en la Vía Dolorosa

“Susana dijo gritando:

—Dios eterno, que ves lo escondido, que lo sabes todo antes de que suceda, tú sabes que han dado falso testimonio contra mí, y ahora tengo que morir, siendo inocente de lo que su maldad ha inventado contra mí. Y el Señor escuchó su voz”. (Dn 13, 42-44)

Son muchos los ejemplos bíblicos en los que se nos describen situaciones límite, donde humanamente no se ve salida, y se augura el final fatal, pudiendo asaltar la desesperanza. Sin embargo, en el momento crítico se ve la acción de Dios, que salva al que confía en Él.

La historia de Tobías, de la reina Ester, del joven Daniel, de los tres jóvenes de Babilonia… Son ejemplos que nos ofrece la Biblia, como argumento revelado para avalar la opción creyente de esperar siempre en el Señor.

PENSAMIENTO

“Los confían en el Señor son como el monte Sión, no tiembla, está asentado para siempre” (Sal 124, 1).

PROPUESTA

Atrévete a esperar contra toda esperanza.

CUESTIÓN 

En los momentos críticos, ¿cómo te sientes, confiado y desesperanzado?

dom

07

abr

2019

V Domingo de Cuaresma

III Estación, Jesús cae por primera vez
III Estación, Jesús cae por primera vez

«Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?». «El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra» (Jn 8, 4-5.7)

Dicen que el texto evangélico de la adúltera, por ser un relato enojoso, nadie deseaba introducirlo en su tradición. Nadie quiere juntarse con gente de mala fama. Pero Jesús es capaz de atravesar todas las fronteras.

¡Qué fácil es autojustificarse agrandando la culpa y el pecado del otro! Vivimos tiempos semejantes a la escena del Evangelio, buscando a quien apedrear. El papa Francisco se extraña de la falta de compasión colectiva, aun dentro de la Iglesia.

PENSAMIENTO

Y se encontraron la Miseria y la Misericordia; el pecado y el perdón; el límite y la esperanza.

PROPUESTA

No te justifiques en tu debilidad, Jesús puede más que tu posible pecado.

CUESTIÓN 

¿Te levantas cuando caes, o te hundes y permaneces postrado en tu debilidad?

sáb

06

abr

2019

IV Sábado de Cuaresma

II Estación, Jesús carga con la Cruz
II Estación, Jesús carga con la Cruz

“Algunos de entre la gente, que habían oído los discursos de Jesús, decían: «Este es de verdad el profeta». Otros decían: «Este es el Mesías». Pero otros decían: «¿Es que de Galilea va a venir el Mesías?” (Jn 7, 40-41).

Galilea no tiene buena fama, es llamada tierra de gentiles, y a los galileos se les consideraba algo proscritos. Tuvo que ser Jesús quien los defendiera: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos porque han padecido todo esto? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo” (Lc 13, 2-3).

Me sorprende la selección divina de los lugares evangélicos. Nazaret, ciudad de Galilea, tiene mala fama, y sin embargo es escogida por Dios para hacerse hombre en el seno de María.

PENSAMIENTO

“No se trata de lo que vea el hombre. Pues el hombre mira a los ojos, mas el Señor mira el corazón” (1Sam 16, 7).

PROPUESTA

No juzgues por apariencias | ni sentencies de oídas (cf Is 11, 3)

CUESTIÓN 

¿Te sorprendes haciendo juicios sobre los demás?

vie

05

abr

2019

IV Viernes de Cuaresma

I Estación, Jesús es condenado a muerte (Via Crucis, Alarcón)
I Estación, Jesús es condenado a muerte (Via Crucis, Alarcón)

 

"Proclamad conmigo la grandeza del Señor, / ensalcemos juntos su nombre. Yo consulté al Señor, y me respondió, / me libró de todas mis ansias. Contempladlo, y quedaréis radiantes, / vuestro gozo no se avergonzará. El afligido invocó al Señor, / Él lo escuchó y lo salvó de sus angustias” (Sal 33, 4-7).

Es viernes, la piedad contempla de manera especial el Camino de la Cruz. Resuena el salterio: Clamaste en la aflicción, y te libré” (Sal 80, 8). “Este es mi consuelo en la aflicción: | que tu promesa me da vida” (Sal 118, 50). “En mi aflicción llamé al Señor, | y él me respondió” (Sal 119, 1). 

He leído: “Al llorar, incluso en la más estricta soledad, nos dirigimos a alguien, nos esforzamos porque nadie note que lloramos, y, sin embargo, lloramos siempre para que otro nos vea” (J. Tolentino).

jue

04

abr

2019

IV Jueves de Cuaresma

XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro
XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro

Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Hay otro que da testimonio de mí, y sé que es verdadero el testimonio que da de mí. (Jn 5, 31-32)

Si contemplas el final humano de Jesús, puedes pensar que es un fracasado. La prueba de la verdad de lo que Él predicó nos la da Dios mismo, resucitándolo de entre los muertos.

La verdad de una historia se conoce por cómo termina.

PENSAMIENTO

Quien se fía de Dios acierta. Quien se guía por la Palabra divina edifica sobre roca.

PROPUESTA

En tu vida, no precipites opciones importantes. Antes de decidir, constata la paradoja del Evangelio: “Quien quiera ganar su vida, que la pierda”.

CUESTIÓN 

¿Te dejas llevar de los primeros impulsos?

mié

03

abr

2019

IV Miércoles de Cuaresma

XIII Estación, Jesús es bajado de la Cruz y puesto en brazos de su Madre
XIII Estación, Jesús es bajado de la Cruz y puesto en brazos de su Madre

 “El Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que él hace, y le mostrará obras mayores que esta, para vuestro asombro” (Jn 5, 20).

Los discípulos, después de la resurrección de Jesús, recordaron sus palabras, y cómo el Maestro les hablaba de su futura Pasión, no como quien se enfrenta a una fatalidad, sino desde la conciencia de saberse amado de su Padre Dios.

No se entiende la misión de Jesús, ni su entrega, si no es por obediencia a un designio misterioso de amor divino, a la vez que desde una experiencia de saberse amado.

El amor “todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1Cor 13, 7).

PENSAMIENTO

El que ama vence las fronteras que le impiden expresar el amor, hasta cabe que llegue a superar el miedo a perder la vida.

PROPUESTA

Obra por amor, y te acompañará la fuerza del corazón.

CUESTIÓN

 ¿Qué te mueve a obrar en tu vida?

mar

02

abr

2019

IV Martes de Cuaresma

XII Estación, Jesús muere en la Cruz
XII Estación, Jesús muere en la Cruz

«¿Quieres quedar sano?». El enfermo le contestó: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se remueve el agua; para cuando llego yo, otro se me ha adelantado». Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y echa a andar». Y al momento el hombre quedó sano, tomó su camilla y echó a andar. (Jn 5, 6-9)

Jesús en la piscina de Betesda, junto al templo en honor del dios Esculapio, invocado como el dios de la medicina, cura al paralítico, y con ello demuestra quién es en verdad el que da la salud.

En tiempos de Moisés, Dios le mandó que levantara un estandarte con una serpiente, y los que lo miraban quedaban curados de las mordeduras de la serpiente.

Jesús, antes de morir, invocó la figura de la serpiente del desierto, y anunció que atraería a todos hacia sí.

PENSAMIENTO

La verdadera salud acontece cuando uno renace, gracias a la misericordia, se pone en pie, y camina detrás de Jesús.

PROPUESTA

Si te aquejan dolencias del alma, mira al Señor. “Por la fe en su nombre, este, que veis aquí y que conocéis, ha recobrado el vigor por medio de su nombre; la fe que viene por medio de él le ha restituido completamente la salud, a la vista de todos vosotros” (Act 3, 16).

CUESTIÓN 

En momentos recios, ¿en quién pones la esperanza?

lun

01

abr

2019

IV Lunes de Cuaresma

“Regocijaos, alegraos por siempre por lo que voy a crear” (Is 65, 17).

Ayer la liturgia aliviaba el color morado, como señal de haber atravesado la mitad del tiempo cuaresmal, porque la cuarentena no avanza solo hacia la Pasión de Cristo, sino hacia la Pascua, el triunfo definitivo del Señor.

El Evangelio de este día nos recuerda una de las escenas más festivas de la vida de Jesús: “Fue Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino” (Jn 4, 46), con esta alusión, el autor sagrado indica el sentido del Evangelio, la celebración de la Alianza Nueva.

PENSAMIENTO

La Cuaresma la debemos vivir desde la luz pascual.

PROPUESTA

Ilumina tu existencia desde la fe en Jesucristo, muerto y resucitado.

CUESTIÓN 

¿Qué domina más en ti, la contemplación de los padecimientos de Cristo o la fe en su muerte y resurrección?

dom

31

mar

2019

IV Domingo de Cuaresma

X Estación, Jesús es despojado de sus vestidos
X Estación, Jesús es despojado de sus vestidos

“Los hijos de Israel acamparon en Guilgal y celebraron allí la Pascua al atardecer del día catorce del mes, en la estepa de Jericó. Y desde ese día en que comenzaron a comer de los productos de la tierra, cesó el maná. Ya aquel año comieron de la cosecha de la tierra de Canaán” (Jos 5, 10-13).

El pueblo de Israel, cuando sufrió el destierro, recordó cómo fue liberado por Dios y conducido a la tierra de la promesa. En los momentos en los que los creyentes judíos fueron perseguidos, la memoria de la liberación milagrosa de los tres jóvenes en Babilonia les infundió valor.

PENSAMIENTO

Jesús anticipó a los suyos su próxima Pasión, para que cuando sucedieran los hechos, no perecieran.

PROPUESTA

Ejercita la buena memoria, y atrévete a bendecir a Dios en los momentos difíciles, con ello anticipas el gozo de la Pascua.

CUESTIÓN 

¿Absolutizas el desierto, la prueba, el dolor, cayendo en la tristeza, o te atreves a permanecer con paz y hasta con alegría, sabiéndote conducido por Dios hacia la Tierra de la Promesa?