dom

13

oct

2019

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

Una vez, yendo camino de Jerusalén, pasaba entre Samaría y Galilea. Cuando iba a entrar en una ciudad, vinieron a su encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: «Jesús, maestro, ten compasión de nosotros». Al verlos, les dijo: «Id a presentaros a los sacerdotes». Y sucedió que, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se postró a los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole gracias. Este era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: «¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios más que este extranjero?» Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado». (Lc 17, 11-19)

COMENTARIO

Como humano, Jesús es sensible a los gestos de agradecimiento, al trato de amistad, a la relación obsequiosa. En el mismo evangelio de san Lucas, encontramos la defensa de la mujer que derramó el frasco de perfume a sus pies, y hoy, al mismo tiempo que destaca el agradecimiento del samaritano, echa en falta el de los nueve enfermos curados que no han vuelto.

Leer más

dom

06

oct

2019

XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

“Los apóstoles le dijeron al Señor: «Auméntanos la fe». El Señor dijo: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, y os obedecería” (Lc 17, 5-6).

COMENTARIO

Los evangelios están poblados de referencias a la fe: “Dichosos los que sin ver creen” (Jn 20, 29); “Dichosa tú que has creído” (Lc 1, 45). “Basta que tengas fe” (Mc 5, 35). “Que te sucede según tu fe” (Mt 8, 13). “Tu fe te ha salvado” (Mt 9, 22).

Jesús no hizo milagros en su pueblo al ver su falta de fe (Mt 13, 58). Y Él dijo en Betania: “El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá, y todo el que vive y cree en mí no morirá para siempre” (Jn 11, 25). “El que cree en mí no tendrá sed jamás” (Jn 6, 35). “El que cree en mí, como dice la Escritura, “de sus entrañas manarán ríos de agua viva” (Jn 7, 38). 

Quizá nos pasa como a los discípulos: “Pues si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se arroja al horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe?” (Mt 6, 30) «¡Señor, sálvanos, que perecemos!» Él les dice: «¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?» (Mt 18, 25-26).

Leer más

dom

29

sep

2019

XXVI Domingo del Tiempo Ordinario

“Te ruego, entonces, padre, que le mandes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también ellos vengan a este lugar de tormento”. Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen”. Pero él le dijo: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán”. Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto” (Lc 16, 27-31).

COMENTARIO

Más allá del mensaje social que contiene el texto en lo que respecta al tratamiento del rico al pobre Lázaro, se ofrece una enseñanza importante sobre posibles herramientas de evangelización. 

A veces, para dar crédito a la realidad sobrenatural, nos damos a los fenómenos extraordinarios y, por ejemplo, se emprenden peregrinaciones a lugares en los que actualmente se registran hechos sorprendentes.

Leer más

dom

22

sep

2019

XXV Domingo del Tiempo Ordinario

“Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su propia gente que los hijos de la luz” (Lc 16, 1-13).

COMENTARIO

Hemos entrado en el otoño, tiempo de recoger los frutos, y la propuesta evangélica es que sepamos administrar los bienes. Pero sorprendentemente, se nos advierte de que no perdamos la sagacidad.

¿Cómo interpretar el texto que recomienda aprovecharse de manera engañosa de los dones y de la confianza que se nos han entregado?

Quizá la única respuesta sea entrando en el propio interior, y descubrir que las cuentas favorables que nos hace el administrador se deben a Aquel que ha pagado por nosotros nuestras deudas. 

Puede parecer heterodoxa mi interpretación, pero interpreto la expresión “el amo alabó al administrador injusto porque había actuado con astucia”, aplicando a Jesucristo tal administración, al asumir el papel de quien con su gesto sagaz, hace desaparecer de nuestras cuentas los números rojos, a costa de su fama y de la expulsión social.

Leer más

dom

15

sep

2019

XXIV Domingo del Tiempo Ordinario

“¿Quién de vosotros que tiene cien ovejas y pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? O ¿qué mujer que tiene diez monedas, si se le pierde una, no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Era preciso celebrar un banquete y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado” (Lc 15, 1-31).

COMENTARIO

Hoy, cuando muchas comunidades de fieles contemplan y celebran los Dolores de Nuestra Señora, se nos ofrecen en el Evangelio, en una concurrencia providente, las palabras de la misericordia divina, pues Jesucristo nos hizo la gran misericordia de dejarnos a su madre por madre nuestra. 

Sin duda que podemos reconocer que Dios nos ha hecho misericordia por las veces que ha salido a buscarnos, que nos ha abrazado, perdonado e invitado a su mesa. Doy fe de la ternura de Dios y de todo su amor, que jamás me pasa factura por las veces que me he enredado en mil afanes; Él está siempre a la espera de mis retornos.

Leer más

sáb

14

sep

2019

Solemnidad de la Exaltación de la Santa Cruz

50 ANIVERSARIO DE MI ORDENACIÓN SACERDOTAL

HOMILÍA

Historia

La Iglesia en este día celebra la veneración a las reliquias de la cruz de Cristo en Jerusalén, tras ser recuperada de manos de los persas por el emperador Heráclito. Según manifiesta la historia, al recuperar el precioso madero, el emperador quiso cargar una cruz, como había hecho Cristo a través de la ciudad, pero tan pronto puso el madero al hombro e intentó entrar a un recinto sagrado, no pudo hacerlo y quedó paralizado. El patriarca Zacarías que iba a su lado le indicó que todo aquel esplendor imperial iba en desacuerdo con el aspecto humilde y doloroso de Cristo cuando iba cargando la cruz por las calles de Jerusalén. Entonces el emperador se despojó de su atuendo imperial, y con simples vestiduras, avanzó sin dificultad seguido por todo el pueblo hasta dejar la cruz en el sitio donde antes era venerada. Los fragmentos de la santa Cruz se encontraban en el cofre de plata dentro del cual se los habían llevado los persas, y cuando el patriarca y los clérigos abrieron el cofre, todos los fieles veneraron las reliquias con mucho fervor, incluso, su produjeron muchos milagros.

Cuarentena

Del 6 de agosto, fiesta de la Transfiguración del Señor, al 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Cruz, van cuarenta días. La Cuarentena luminosa.

Providencia

Este día, hace 50 años, fui ordenado sacerdote, y enviado, poco después a este lugar, donde se venera desde el siglo XIII la imagen de Cristo, que nos preside, fiesta patronal de La Buenafuente del Sistal.

Leer más

lun

09

sep

2019

Memoria

Iglesia del Monasterio de Santa Clara de Sigüenza, donde fui ordenado
Iglesia del Monasterio de Santa Clara de Sigüenza, donde fui ordenado

Proclamo misericordia, 

sobre el lugar ungido,

claustro de adoración,

en memoria agradecido, 

Franciscano yo nací,

Después, en suelo clariano,

en la fiesta de la Cruz,

rendido fui ordenado, 

No sabré yo la razón,

de fidelidad cumplida,

atravesadas tormentas, 

llevé al alba la herida.

Leer más

dom

08

sep

2019

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario

“Si alguno viene a mí y no pospone a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío” (Lc 14, 26).

COMENTARIO

Las palabras del Evangelio parecen inhumanas, al exigir un desprendimiento tan radical de lo que es un deber de piedad. Aún recordamos las que Jesús dijo refiriéndose a la ruptura familiar, cuando afirmó que había venido a traer división.

Hoy en muchos lugares se celebra la Natividad de Nuestra Señora, y la Providencia de la Palabra hace referencia, de nuevo, a las relaciones familiares, al proponerse el seguimiento de Jesús como prioritario entre todas ellas.

 

El prólogo del Cuarto Evangelio expresa a modo de apotegma: “Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre”. Jesús ha venido a establecer unas nuevas relaciones. Y siempre que percibimos, en el primer impacto, una exigencia, debiéramos interpretar un mayor don.

Leer más

dom

01

sep

2019

XXII Domingo del Tiempo Ordinario

«Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú y venga el que os convidó a ti y al otro, y te diga: “Cédele el puesto a este”. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos y serás bienaventurado, porque no pueden pagarte; te pagarán en la resurrección de los justos» (Lc 14, 8-9.13-14).

COMENTARIO

El consejo del Evangelio de este domingo es el de comportarnos con humildad y dar sin esperar retribución. Ambas propuestas nos pueden parecer difíciles de cumplir. Pero son las que Jesucristo nos hace. 

Las dos llamadas del Evangelio, la de comportarnos con humildad y sencillez y la de ser generosos, se reafirman en el contexto de las lecturas de hoy: “Hijo, actúa con humildad en tus quehaceres y te querrán más que al hombre generoso. Cuanto más grande seas, más debes humillarte, y así alcanzarás el favor del Señor” (Eclo 3, 17-18). “Dios prepara casa a los desvalidos, libera a los cautivos y los enriquece” (Sal 67).

Leer más

dom

25

ago

2019

XXI Domingo del Tiempo Ordinario

“Vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos” (Lc 12, 29-30).

COMENTARIO

Actualmente se predica la salvación universal, la bondad y la misericordia divinas, razón para interpretar que todo ser humano está redimido y que será acogido por la entrañable bondad de Dios.

El evangelio de hoy parece que contradice esta visión, y advierte del riesgo de quedarse fuera del recinto agradable de la bienaventuranza, donde solo entran los que lo hagan por la puerta estrecha. 

Sin manipular el texto, sin embargo, creo que la advertencia que hace Jesús va más bien para quienes se sientes seguros por sus obras, y se justifican a sí mismos porque han practicado actos de piedad, rezos, ofrendas, o porque se sienten pertenecientes a grupos oficiales más o menos ortodoxos. Precisamente la advertencia señala cómo van a entrar los extranjeros, los que vienen de tierras paganas, de la periferia, de la universalidad. 

Leer más

dom

18

ago

2019

XX Domingo del Tiempo Ordinario

“He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división. Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra” (Lc 12, 49-53).

COMENTARIO

En una lectura rápida y un tanto literal, el mensaje del Evangelio de este domingo resulta violento, extraño, incómodo y contracultural. ¿Cómo se puede proclamar la división y la ruptura familiar desde el altar?

Sin embargo, si leemos el texto en relación con otros pasajes, nos abrimos a la revelación más nuclear del Evangelio. Las relaciones que se inauguran desde la Encarnación del Verbo de Dios no son las de la carne y de la sangre, ni las biológicas, sino las que se nos brindan desde la fe.

Leer más

sáb

10

ago

2019

Camino de Santiago

¿Qué tiene el Camino que fascina tanto?

¿Acoso dicta a la memoria el ser primero?

Y resuena Abraham en sus senderos,

Jacob en sus exilios.

José en su destierro.

El pueblo de Israel en su Éxodo.

 

¿Tendrá el camino la urdimbre primigenia,

la resonancia de la tierra nativa,

el origen y la meta?

 

¿Será el Camino la vocación humana,

la de hombre Viator,

que debe dejar de poseer la estampa,

el instante placentero, la sombra y el cobijo,

por continuar la existencia?

Leer más

dom

04

ago

2019

XVIII Domingo del Tiempo Ordinario

TEXTO EVANGÉLICO

“Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, banquetea alegremente”. Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?” Así es el que atesora para sí y no es rico ante Dios” (Lc 12, 19-21).

COMENTARIO 

Entrados ya en el mes de agosto, en el que muchos gozan de un tiempo de vacaciones, es muy posible que se proyecte sobre este periodo no solo un descanso legítimo, sino ciertas licencias en el consumo y en las relaciones humanas.

Leer más

dom

28

jul

2019

XVII Domingo del Tiempo Ordinario

TEXTO EVANGÉLICO

“Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abre” (Lc 11, 9-10).

COMENTARIO 

Los discípulos, al ver orar a Jesús, sienten una sana emulación y desean rezar también ellos. Buena pedagogía del Maestro: en vez de imponer, atraer. Cuando la práctica religiosa se experimenta como obligación, se rechaza, pero si se siente el atractivo de la llamada, surge la devoción y el deseo, como les sucedió a los discípulos: “Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos» (Lc 11, 1).

Leer más

dom

28

jul

2019

Promesas de Galilea

No puedo acostumbrarme 
a la brisa de mañana en Galilea,
por veces que haya hecho
del mar la travesía. 
Esta vez quisiera, Señor, sellar
al alba mi alianza
Traer a mi memoria tu mirada
Aquella que prendió en mí de madrugada.
No quiero mirar hacia atrás,
ni tener como excusa mi torpeza.
Es mayor la luz que la tiniebla,
menor mi miedo que tu fuerza.
Sigue arrebatando mis pisadas,
tras tus pasos decididos.
Si el ayer me trajo a esta cima,
confío en tu mano compañera.

Leer más

mié

24

jul

2019

Nazaret

No quiero describir, a mi manera,

tu rostro de mujer nazaritana.

Ni proyectar en ti mi limitada

comprensión de aquello que es misterio.

Prefiero hacer obsequio de silencio,

quedar quieto a la puerta de tu casa,

por si deseas compartir conmigo

aquel secreto que te hizo madre. 

Mas ¿por qué esperar? Lo reconozco.

¿Por qué imaginar lo que es del cielo? 

Es mejor repetir tu humilde gesto 

y que en mi suceda el querer divino.

Leer más

dom

21

jul

2019

XVI Domingo del Tiempo Ordinario

TEXTO EVANGÉLICO

Yendo ellos de camino, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada junto a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, en cambio, andaba muy afanada con los muchos servicios; hasta que, acercándose, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola para servir? Dile que me eche una mano». Respondiendo, le dijo el Señor: «Marta, Marta, andas inquieta y preocupada con muchas cosas; solo una es necesaria. María, pues, ha escogido la parte mejor, y no le será quitada» (Lc 10, 38-42).

COMENTARIO

Observamos en el texto la reiteración de los nombres de las amigas de Jesús. Marta sale cuatro veces, mientras que María, dos. En ello se puede apreciar que la enseñanza no es contra Marta, si toma tanto protagonismo. 

Se ha hecho clásico el comentario sobre este evangelio en el que Marta queda un tanto desacreditada por su nerviosismo, a pesar de ser ella quien hacía posible que el Señor cenara en Betania. 

Leer más

dom

14

jul

2019

XV Domingo del Tiempo Ordinario

“«¿Y quién es mi prójimo?». Respondió Jesús diciendo: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba él y, al verlo, se compadeció, y acercándose, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó” (Lc 10, 29-34).

CUESTIÓN

Hoy el Evangelio es muy duro para quienes se justifican con sus prácticas piadosas y desoyen el clamor de los necesitados. Tanto el sacerdote como el levita, al encontrar a una persona medio muerta, justificados en su limpieza ritual, no se acercaron al herido, no sucediera su muerte y quedaran impuros, con la imposibilidad de acudir a las oraciones del templo.

 

El samaritano, persona que no cumplía con los ritos judíos, en cambio se llamó a compasión y atendió al abandonado en la cuneta, y lo hizo de la manera más generosa y gratuita, sin ni siquiera dejar la tarjeta de su identidad, para que le pudieran agradecer un día el gesto magnánimo.

Leer más

dom

07

jul

2019

XIV Domingo del Tiempo Ordinario (2)

TEXTO EVANGÉLICO

Después de esto, designó el Señor otros setenta y dos, y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa” (Lc 10. 1-5).

COMENTARIO

Es la hora de los laicos, la hora de quienes pueden contribuir a extender el Evangelio. La penuria de obreros de la mies, que preveía Jesús, se agudiza en estos tiempos, y aunque se mire constantemente al Papa, para ver si levanta la ley del celibato, o permite la ordenación de profesionales acreditados, no por ello queda menguada la responsabilidad de aquellos a los que se alude al nombrar a los setenta y dos discípulos.

Leer más

dom

07

jul

2019

XIV Domingo del Tiempo Ordinario

“Yo haré derivas hacia ella como un río la paz” (Isa 66, 12)

“La paz y la misericordia de Dios vengan sobre todos los que se ajustan a esta norma; también sobre el Israel de Dios. La gracia de Nuestro Señor Jesucristo esté con todos vosotros” (Gál 6, 16.18)

“Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa” (Lc 10, 5)

          RESONANCIAS

Donde hay paz

Donde hay paz, no hay guerra

Donde hay paz, no hay odio

Donde hay paz, no hay rencor

Donde hay paz, no hay envidia

Donde hay paz, no hay celos

Donde hay paz, no hay violencia

 

Donde hay paz, no hay malquerer

Leer más

dom

30

jun

2019

XIII Domingo del Tiempo Ordinario

TEXTOS BÍBLICOS

 “Elías partió de allí y encontró a Eliseo, hijo de Safat, que estaba arando. Había delante de él doce yuntas y él estaba con la duodécima. Pasó Elías y le echó su manto encima. El abandonó los bueyes, corrió tras de Elías y le dijo: «Déjame ir a besar a mi padre y a mi madre y te seguiré». Le respondió: «Anda»” (1Re 19, 19-20).

A otro dijo: «Sígueme». El respondió: «Déjame ir primero a enterrar a mi padre». Le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el Reino de Dios» (Lc 9, 59-62).

COMENTARIO

Si por un lado observamos la concordancia que se da entre el texto del libro de los Reyes y el del Evangelio, pues los dos se refieren a la llamada-vocación, por otra parte, mientras el profeta consiente que Eliseo se despida de sus padres, Jesús parece exageradamente duro al impedir no solo despedirse, sino enterrar al propio padre. Sorprende aún más la exigencia del Maestro si se tiene en cuenta que es un precepto de piedad enterrar a los muertos, y mucho más a los de la propia familia. 

Leer más

vie

28

jun

2019

Solemnidad del Corazón de Jesús

    CONTEMPLACIÓN

 

Luz atardecida sobre el rostro sereno

de Cristo en el Sistal,

reflejo de la brisa primera,

cuando el amor se ofrece

en el paseo amigo por el jardín,

 

que me deja contemplar,

fijos los ojos,

la entrega crucificada

de quien no tuvo a menos

padecer por mí.

 

El silencio es testigo

de mi estancia secreta

que a hurtadillas contemplo

la expresión más grande

 

del amor de Dios.

Leer más

dom

23

jun

2019

Eucaristía

Los ojos, el tacto y el gusto se equivocan ante el Sacramento.

Solo la fe da crédito al Misterio de Cristo vivo en la Eucaristía.

 

¡Ojos que no ven, mas siente el corazón!

¡Manos que no palpa, y el cuerpo se estremece!

¡Oídos que no oyen, y el alma percibe la presencia!

 

¡Presencia creadora que recrea!

Mirada reflejada en quien la mira.

Memoria permanente del gesto transformante.

 

Gesto pascual de muerte y vida, pan roto y entero.

Silencio que permite el diálogo más íntimo.

Entrega generosa, expuesta a la intemperie.

 

Permanencia de por vida, mientras el mundo exista.

Poder dado a los hombres, que actúen obedientes.

 

Santo y seña de quienes siguen a Jesús como discípulos.

Leer más

dom

23

jun

2019

Solemnidad del Corpus Christi

Al contemplar el misterio de la Eucaristía en el día solemne del Corpus Christi, me viene a la memoria la obra de los talleres de Jan van Eyck, de mediados del siglo XV, “La fuente de la Gracia”.

Las Sagradas Formas que manan con el agua, cuyo manantial tiene su origen en el Cordero Místico, a los pies de Cristo entronizado dan al tema un claro significado eucarístico y convierten el agua en símbolo de Gracia, que ilumina a la Iglesia Triunfante y ciega a la Sinagoga, es decir, a los judíos que no reconocen a Cristo. 

Como si fuera preludio de una custodia gótica de Juan de Arfe (1535-1603), la “Fuente de la gracia”, nos muestra una estructura piramidal, a modo de custodia gótica, que representa dónde se sacia la sed esencial, del manantial de agua viva, que mana del costado del Salvador, del Cordero degollado.

Leer más

dom

16

jun

2019

Santísima Trinidad

Si hay una ocasión en la que interviene la Santísima Trinidad de manera explícita es el momento de la Encarnación del Verbo en las entrañas de la Virgen Nazarena.

He tenido la suerte de poder acercarme a contemplar la exposición temporal del Museo del Prado sobre Fray Angélico, en la que se mostraba el cuadro de la Anunciación, recién restaurado, como obra central.

 

En él se puede observar la acción del Padre, que envía al Espíritu Santo para que encarne al Verbo en el seno de María.  El campo pictórico se puede dividir en cuatro medidas, ocupando un cuarto el Jardín del Paraíso, y tres cuartos el espacio doméstico donde el Ángel, en actitud reverente, acaba de anunciarle a la Virgen Nazarena la voluntad de Dios de hacerla madre suya.

Leer más

dom

09

jun

2019

Pentecostés

DON DEL ESPÍRITU SANTO

          PENTECOSTÉS

Ven, Espíritu Santo,

disuelve como el fuego el hielo,

mis sentimientos más torpes,

mis desesperanzas y apatías.

Ven, Espíritu Santo,

afianza mis pies en el camino del bien

para que con tu ayuda pueda ascender

al monte del Señor.

Ven, Espíritu Santo,

Enciende en mí el fuego de tu amor,

que venza toda acepción de rostros, 

todo movimiento ensimismado.

sáb

08

jun

2019

Don de Fortaleza

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

DON DE FORTALEZA

El don de Fortaleza sostiene la virtud de la Fortaleza: “especial firmeza para resistir y rechazar todos peligros graves”. Este es el don que nos vuelve valientes para enfrentar las dificultades del día a día de la vida cristiana. Vuelve fuerte y heroica la fe.

Si en vez de derrumbarnos ante la dificultad y justificarnos en nuestras debilidades cuando caemos, combatimos, no nos arredramos, porque pedimos la gracia del Espíritu Santo, entonces nos sorprenderemos de cómo la fuerza se demuestra en la debilidad, y gustaremos el don de Fortaleza del Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo,

fortalece mi voluntad

para que no decaiga mi fidelidad 

al Evangelio, según la llamada recibida.

vie

07

jun

2019

Don de Piedad

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

DON DE PIEDAD

Es el don que el Espíritu Santo nos da para estar siempre abiertos a la voluntad de Dios, buscando siempre actuar como Jesús actuaría. Si Dios vive su alianza con el hombre de manera tan envolvente, el hombre, a su vez, se siente también invitado a ser piadoso con todos.

Quienes ejercitan sus capacidades naturales o adquiridas en favor de los demás, en vez de en provecho propio, y lleva a cabo acciones generosas, desinteresadas; quienes pudiendo vivir justificado en sus muchos quehaceres, saca tiempo y fuerzas para ayudar a otros en sus necesidades, demuestran con sus vidas la fuerza del Espíritu Santo, que se manifiesta en el don de Piedad. El don de Piedad: nos mueve al trato obsequioso con Él y con nuestros semejantes. Si además de las obras buenas, explicitamos actos religiosos y de culto en honor del Señor, con prácticas piadosas, oraciones, ofrendas… Igualmente, nos hacemos testigos del don de Piedad, pues estamos dejando amar y orar en nosotros al Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo,

reza dentro de mí,

hazte alabanza y adoración, 

hazte amor rendido por gratitud a Dios.

jue

06

jun

2019

Don de Ciencia

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

DON DE CIENCIA

Consiste en tener presente y ver al Señor en todas sus criaturas e invitarlas, en un ejercicio sacerdotal, a que den gracias a su Criador. Por este don el Espíritu Santo nos revela interiormente el pensamiento de Dios sobre nosotros, pues “nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1Co 2, 11).

A nada que nos vemos con capacidad, deseamos alcanzar metas pretenciosas con estrategias, y pretendemos obtener el mérito a nuestro esfuerzo. Si en vez de avanzar de manera vanidosa, dejamos que Dios actúe a través nuestro, dejaremos manifestarse al Espíritu Santo a través nuestro.

Ven, Espíritu Santo,

vence mi resistencia a aceptar el perdón

por anclarme en la mala memoria. 

Hazme limpio y nuevo.

mar

04

jun

2019

Don de Entendimiento

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

DON DE ENTENDIMIENTO

El Entendimiento es el don de comprender y guardar la Palabra. “Les daré corazón para conocerme, pues yo soy el Señor” (Jer 24,7).

Es natural interpretar los hechos y acontecimientos desde la sola razón, y deducir de lo acaecido conclusiones lógicas. Pero si en el discernimiento de los hechos apelamos a la fe y a la Palabra de Dios, nos sorprenderemos ante la manifestación del don de Entendimiento del Espíritu Santo, que nos permite comprender la Palabra y la realidad a la luz de la misma Palabra.

Ven, Espíritu Santo,

susurra en mi interior

el pensamiento que me induzca 

a actuar según el querer de Dios.