dom

22

jul

2018

XVI Domingo del tiempo ordinario

Jer 23, 1-6; Sal 22; Ef 2, 13-18; Mc 6, 30-34

Sin duda que las lecturas de hoy son una llamada para quienes tenemos el ministerio de pastorear a los fieles. Y cabe que nos surjan pensamientos un tanto críticos, por la distancia que se da entre lo que nos pide la Palabra y lo que somos.

El pueblo de Dios tiene derecho a exigir de sus pastores el testimonio ejemplar de ser reflejo del Buen Pastor. Sin embargo, solo Jesús es quien merece nuestra adhesión, y en quien poner nuestra confianza.

Los textos se pueden leer de forma moralista, y ser motivo de desafección a la Iglesia, por quienes en ella no somos coherentes. Pero esta lectura sería de horizonte muy corto, cuando quien nos invita a todos es Jesús: -«Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»

La profecía adelanta la Providencia divina de proveernos de Aquel que será nuestro modelo, revelación suprema del amor de Dios: “Suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, hará justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro”. 

Dios no deja de cumplir su promesa, y aunque quienes estamos en medio de la comunidad como servidores del Evangelio no lleguemos a ser lo que debiéramos, Jesucristo no nos defrauda. “Por la sangre de Cristo, estáis cerca los que antes estabais lejos. Él es nuestra paz”.

Leer más

dom

15

jul

2018

XV Domingo del tiempo ordinario

Am 7,12-15; Sal 84; Ef 1, 3-14; Mc 6, 7-13

ENVIADOS A LA MISIÓN

Tanto la lectura del profeta Amós como el Evangelio que hoy se proclaman en la liturgia dominical, tienen la resonancia del envío misionero, en condiciones nada cómodas, o incluso adversas, como les sucede a los discípulos y al profeta.

El contexto religioso de los tiempos del profeta era hostil: Israel estaba regido por un rey idólatra.  Jesús envía a los suyos en condiciones precarias, para que aprendieran a subsistir en la mayor intemperie.

Es fácil encontrar en esta situación una correspondencia con los tiempos actuales, en los que se percibe un alejamiento de la práctica religiosa y una cultura neopagana, más acentuado todo ello en verano y en vacaciones si cabe.

Pero ¿cómo ir en circunstancias adversas a anunciar el Evangelio? Sin duda que a la manera de los primeros cristianos. Cada creyente puede convertirse en misionero con el testimonio de un modo de vida coherente con el Evangelio, y sin juzgar a nadie, ser un signo de esperanza, de alegría y de generosidad. 

Leer más

dom

08

jul

2018

XIV Domingo del tiempo ordinario

Ez 2, 2-5; Sal 122; 2Cor 12, 7b-10; Mc 6, 1-6

Conducido por el Espíritu Santo, Jesús se presenta en la sinagoga en medio de sus paisanos para testimoniar el Evangelio: “Fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga”.

Este movimiento sigue siendo emblemático, pues se nos ha confiado la verdad revelada para ser anunciadores del tiempo de gracia. El profeta anticipaba la actitud del Maestro de Nazaret cuando dice: “El espíritu entró en mí, me puso en pie”. 

Suelo decir que los carismas no se inventan, se obedecen. Y en la gracia bautismal todos hemos recibido el don misionero, que nos debe llevar a compartir la fe y a ser testigos de lo que sabemos que es bueno.

Leer más

dom

01

jul

2018

XIII Domingo del tiempo ordinario

Sab 1, 13-15; 2,22-23; Al 29; 2Cor 8, 7.9. 13-15; Mc 5, 21-43

Los pasajes bíblicos que hoy se proclaman en la Liturgia, posibilitan distintos comentarios. Pero hay veces que una sola frase suscita una llamada iluminadora.

En los textos de hoy, la frase de Jesús a la niña muerta es reveladora de una invitación a cada uno de nosotros: “Contigo hablo, niña, levántate”. 

El relato evangélico supera el signo concreto, referido a dos mujeres, una enferma, otra muerta. Las acciones de Jesús suceden una vez realizada la travesía del Lago: “Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla”. Cruzar el Mar de Galilea, en el contexto de otras travesías es referencia pascual. Cuando en otros momentos los discípulos han tenido que tomar la barca al atardecer y cruzar el Lago, han debido superar las tormentas, acrisolar su confianza y confesar su fe en el Maestro. y lo han reconocido Señor, Una vez que el viento y las olas se aplacan y pisan tierra firme, después de la tormenta, lo reconocen como Señor.

Leer más

dom

24

jun

2018

Natividad de San Juan Baustista

Is 49, 1-6; Sal 138; Act 13, 22-26; Lc 1, 57-66.80

“Dios nos ha hecho misericordia”

La natividad de san Juan Bautista nos ofrece la posibilidad de lo que dice el papa Francisco en su exhortación Gaudete et Exsultate, cuando indica que nuestra adoración debe ser memoriosa.

Isabel y Zacarías, cuando fueron preguntados por el nombre que deseaban imponer a su hijo, coincidieron en que se debería llamar Juan, a pesar de que en su familia no existía esa costumbre, pero ellos apelaron convencidos a que ese debía ser el nombre, porque habían experimentado la misericordia divina. 

Un matrimonio anciano y estéril canta el favor recibido de lo alto, al abrazar el fruto bendecido de su amor, en su pequeño Juan, concebido por especial intervención del cielo. Zacarías entonará: “Bendito sea el Señor Dios de Israel. Por la entrañable misericordia de nuestro Dios nos visitará el sol que nace de lo alto”.

Leer más

dom

17

jun

2018

XI Domingo del tiempo ordinario

Ez 17, 22-24; Sal 91; 2 Cor 5, 6-10; Mc 4, 26-34

¿Qué rama y de qué cedro arrancará Dios el esqueje, para plantarlo sobre el monte alto? ¿Qué semilla se convertirá en el arbusto más alto, de tal manera que llegue a ser cobijo para las aves? 

Seguro que caben muchas interpretaciones de las imágenes que son como profecías y parábolas que nos presentan las lecturas. En ellas quiero ver una referencia a la Cruz. La expresión profética que señala la acción divina de cortar una rama de un cedro alto y de plantarla “en la cima de un monte elevado; la plantaré en la montaña más alta”, me trae a la memoria la expresión de Jesús: “Cuando yo sea levantado en alto”.

Leer más

dom

10

jun

2018

X Domingo del tiempo ordinario

Gn 3,9-15; Sal 129; 2Cor 4, 13-5,1; Mc 3, 20-35

Siempre me impresiona la primera pregunta de Dios al hombre: “¿Dónde estás?”. Seguro que Él sabía dónde estaba, pero toma la iniciativa de buscarlo, de ir hacia Adán, aunque este se esconda.

La pregunta del Creador a Adán revela que Dios no abandona a su suerte a los humanos, ni les deja perecer en su desobediencia y pecado. El Creador no nos ha hecho para desentenderse de nosotros, que somos sus criaturas; por el contrario, siempre nos dará la oportunidad de encontrarnos con Él, porque Él desea encontrarse con nosotros.

El papa Francisco valora positivamente en muchas de sus enseñanzas sobre la misericordia este sentimiento del pecador, como esta respuesta de Adán a Dios, de que estaba escondido, avergonzado de su desnudez.

Leer más

sáb

02

jun

2018

Solemnidad de Corpus Christi

Señor:

No me mueve el temor ni la demanda,

a la hora de rendirme en tu presencia,

sino la necesidad de tu mirada,

la que sentir secretamente dejas,

sin herir con tu esplendor los ojos fijos

ante el Sacramento de tu Cena santa.

 

Ya sé dónde encontrar mi refrigerio,

dónde permanecer acompañado,

dónde acumular fuerza y ternura.

Sé Quién siempre espera discreto,

sin exigir el encuentro amigo,

y Quién permanece atento.

 

Un trozo de pan es el Misterio

de entrega de amor sin condiciones,

de fidelidad sin tiempo, eterna,

de referencia solidaria, atenta:

la Eucaristía, banquete, altar, ofrenda,

amor sin límite, materno.

Leer más

jue

31

may

2018

El Sacramento

San Máximo demuestra que el hombre encuentra su unidad, su integración, la totalidad en sí mismo, pero superándose a sí mismo, saliendo de sí mismo. De este modo, en Cristo, al salir de sí mismo, el hombre se encuentra a sí mismo en Dios, en el Hijo de Dios." (Benedicto XVI, Sobre Máximo el Confesor)

Si Tú, Señor, te has hecho hombre, y por este misterio de tu Encarnación, lo humano se diviniza, ¿podríamos pensar que al hacerte presente en el pan y en el vino, toda la creación se convierte en sacramento? 

Si por tu Encarnación el hombre recupera la semejanza divina que el Creador quiso imprimirle, de tal manera que cuanto hagamos al prójimo a ti te lo hacemos, ¿puedo interpretar que por haberte entregado en el pan y en el vino, la creación recupera también la bondad primera, ante la que se admiró el Hacedor de todo?

Leer más

dom

27

may

2018

Santísima Trinidad

EL DIOS CRISTIANO

Nuestra fe no consiste, decía Francisco, en saberse el Credo y pronunciar que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Nuestra fe es una experiencia de relación personal. Creemos en Dios, en Aquel que lo hizo todo por su Palabra, derramando su Espíritu y haciendo buenas y bellas todas las cosas. En la plenitud del tiempo, se mostró en su Hijo, nacido de mujer, de María Virgen.

Ha sido Jesucristo quien nos ha revelado el amor entrañable del Padre, y quien nos permite comprender hasta qué extremo hemos sido creados a imagen del Primogénito de Dios.

 

Jesús nos ha manifestado que nos ama con el amor con que Él es amado, con amor divino, y por esta relación gratuita y generosa, cada uno llegamos a convertirnos en hijos de Dios por adopción.

Leer más

lun

21

may

2018

María del Rocío

1.- EL ROCÍO ES BENDICIÓN

Que Dios te conceda el rocío del cielo, la fertilidad de la tierra, abundancia de trigo y de vino. (Gn 27, 28). “Bendita del Señor sea su tierra, con lo más exquisito del cielo, el rocío, y el agua subterránea, almacenada en lo hondo, con lo mejor de los productos del sol y lo más exquisito de los frutos de las lunas” (Dt 23, 13-14). María es mediadora de bendición.

2.- EL ROCÍO, IMAGEN DE LA EUCARISTÍA

“Por la mañana había una capa de rocío alrededor del campamento. Cuando se evaporó la capa de rocío, apareció en la superficie del desierto un polvo fino, como escamas, parecido a la escarcha sobre la tierra. Al verlo, los hijos de Israel se dijeron: «¿Qué es esto?». Pues no sabían lo que era. Moisés les dijo: «Es el pan que el Señor os da de comer. Esto manda el Señor: “Que cada uno recoja lo que necesite para comer” (Ex 16, 13-15).  “Israel habita seguro, | tranquilo mora Jacob, en tierra de grano y de mosto, bajo un cielo que destila rocío.” (Dt 33, 28). María es Mujer eucarística.

3.- EL ROCÍO, DON DE LA PALABRA REVELADA 

“Escuchad, cielos, y hablaré; oye, tierra, los dichos de mi boca; descienda como lluvia mi doctrina, destile como rocío mi palabra, como llovizna sobre la hierba, como orvallo sobre el césped”. (Dt 32, 1-2). María es madre y cumplidora de la Palabra.

Leer más

sáb

19

may

2018

Don de Temor de Dios

LO QUE NO ES

Puede interpretarse que el temor de Dios es miedo a Dios, pero ese sentimiento no responde a la revelación divina. “En esto se produjo una tempestad tan fuerte, que la barca desaparecía entre las olas; él dormía. Se acercaron y lo despertaron gritándole: «¡Señor, sálvanos, que perecemos!» Él les dice: «¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?» (Mt 8, 24-26)

LO QUE ES 

Sobre todo: temor filial, que es el amor de Dios: el alma se preocupa de no disgustar a Dios, amado como Padre, de no ofenderlo en nada, de "permanecer" y de crecer en la caridad” (cfr Jn 15, 4-7).  “¡Qué deseables son tus moradas, | Señor del universo! Mi alma se consume y anhela | los atrios del Señor, | mi corazón y mi carne | retozan por el Dios vivo. Hasta el gorrión ha encontrado una casa; | la golondrina, un nido | donde colocar sus polluelos: | tus altares, Señor del universo, | Rey mío y Dios mío” (Sal 83, 2-4).

Leer más

sáb

19

may

2018

Pentecostés 2018

Con motivo de mi presencia en Roma para el encuentro mundial de los Misioneros de la Misericordia con el Papa, tuve ocasión de asistir a la audiencia general del miércoles 11 de abril en la que Francisco se refirió abundantemente al Espíritu Santo en su catequesis sobre el bautismo.

En su enseñanza, dijo el Papa: “En virtud del Espíritu Santo, el bautismo nos sumerge en la muerte y resurrección del Señor, ahogando en la fuente bautismal al hombre viejo, dominado por el pecado que separa de Dios y haciendo nacer al hombre nuevo, recreado en Jesús. No es, de hecho, un agua cualquiera la del bautismo, sino el agua en la que se ha invocado el Espíritu que «da la vida» (Credo). 

Y añadió: “Algunos piensan: Pero ¿por qué bautizar a un niño que no entiende? Esperemos a que crezca, que entienda y sea él mismo quien pida el bautismo. Pero esto significa no tener confianza en el Espíritu Santo, porque cuando nosotros bautizamos a un niño, en ese niño entra el Espíritu Santo y el Espíritu Santo hace crecer en ese niño, desde niño, virtudes cristianas que después florecen.”

Leer más

vie

18

may

2018

Don de Piedad

LO QUE NO ES

Se puede confundir piedad con pietismo; piedad por sensiblería, cuando la verdadera piedad se manifiesta en obras de amor. «Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos (Lc 23, 28).

LO QUE ES

Es regalo del Espíritu Santo, y a la vez que nos deja gustar el favor compasivo del Señor, nos mueve al trato obsequioso con Él y con nuestros semejantes.

SANTA TERESA DE JESÚS

 “Pues quiero concluir con esto: que siempre que se piense de Cristo, nos acordemos del amor con que nos hizo tantas mercedes y cuán grande nos le mostró Dios en darnos tal prenda del que nos tiene; que amor saca amor” (Vida 22, 14). 

Leer más

jue

17

may

2018

Don de Ciencia

LO QUE NO ES

No consiste en el saber científico, sino en el reconocimiento del Hacedor de todo. Son necios por naturaleza todos los hombres que han ignorado a Dios y no han sido capaces de conocer al que es a partir de los bienes visibles, ni de reconocer al artífice fijándose en sus obras, sino que tuvieron por dioses al fuego, al viento, al aire ligero, a la bóveda estrellada, al agua impetuosa| y a los luceros del cielo, regidores del mundo” (Sab 13, 1-5).

LO QUE ES

El don de Ciencia consiste en tener presente y ver al Señor en todas sus criaturas e invitarlas, en un ejercicio sacerdotal, a que den gracias a su Criador.

SANTA TERESA DE JESÚS

“Aprovechábame a mí también ver campo o agua, flores. En estas cosas hallaba yo memoria del Criador” (Vida 9, 5).

Leer más

mié

16

may

2018

Don de Fortaleza

LO QUE NO ES

Cabe que pongamos nuestra esperanza en nuestras fuerzas, con riesgo de caer en un nuevo pelagianismo, que denuncia el Papa: “Ya no era la inteligencia lo que ocupaba el lugar del misterio y de la gracia, sino la voluntad. Se olvidaba que «todo depende no del querer o del correr, sino de la misericordia de Dios» (Rm 9,16) y que «él nos amó primero» (1 Jn 4,19)” (Gaudete et Exsultate 48).

LO QUE ES

El don de Fortaleza sostiene la virtud de la Fortaleza. En la situación actual, en la que vivimos acosados por dificultades internas y externas, se hace imperiosa la súplica a quien está dispuesto a acompañarnos con los dones necesarios para serle fieles. “Cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2Co 12, 10)

SANTA TERESA DE JESÚS

“No haya ningún cobarde, aventuremos la vida, pues no hay quien mejor la guarde que el que la da por perdida” (Poesías 29).

Leer más

mar

15

may

2018

Don de Consejo

LO QUE NO ES

La carne y la sangre dan lo que dan, pero en la búsqueda de Dios, solo la fe y la escucha interior en la oración abren a la voz del Maestro que nos habita. “Mas, cuando Aquel que me separó desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien revelar en mí a su Hijo, para que le anunciase entre los gentiles, al punto, sin pedir consejo ni a la carne ni a la sangre” (Gál 1m 15-16).

LO QUE ES

El don de Consejo es el don de cumplir la voluntad divina: “Ilumina la conciencia en las opciones que la vida diaria le impone, sugiriéndole lo que es lícito, lo que corresponde, lo que conviene más al alma” (San Buenaventura).

SANTA TERESA DE JESÚS

En todo me sujeto a lo que tiene dicho la madre santa Iglesia Romana, y con determinación que antes que venga a vuestras manos, hermanas e hijas mías, lo verán letrados y personas espirituales” (Fundaciones, Prólogo 6).

Leer más

lun

14

may

2018

Don de Entendimiento

LO QUE NO ES

Los dones del Espíritu Santo son gracia, y nosotros podemos colaborar con Él ensanchando nuestra capacidad, pero nunca son fruto de nuestra pretensión dominadora.Destruiré la sabiduría de los sabios, e inutilizaré la inteligencia de los inteligentes. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el docto? ¿Dónde el sofista de este mundo? ¿Acaso no confundió Dios la sabiduría del mundo?” (1Co 1, 19-20)

LO QUE ES

El Entendimiento es el don de comprender y guardar la Palabra. “Es una gracia del Espíritu Santo para comprender la Palabra de Dios y profundizar las verdades reveladas”.

SANTA TERESA DE JESÚS 

“Tenía este modo de oración: que, como no podía discurrir con el entendimiento, procuraba representar a Cristo dentro de mí, y hallábame mejor -a mi parecer- de las partes adonde le veía más solo. Parecíame a mí que, estando solo y afligido, como persona necesitada me había de admitir a mí. De estas simplicidades tenía muchas” (Vida 9, 4).

Leer más

dom

13

may

2018

Don de Sabiduría

LO QUE NO ES

El don de sabiduría se aparta del gnosticismo, nueva mundanidad, según el papa Francisco, porque fundamenta el camino espiritual en la lucubración mental, y no en la gracia. “El gnosticismo supone «una fe encerrada en el subjetivismo, donde solo interesa una determinada experiencia o una serie de razonamientos y conocimientos que supuestamente reconfortan e iluminan, pero en definitiva el sujeto queda clausurado en la inmanencia de su propia razón o de sus sentimientos»” (Gaudete et Exsultate 36).

LO QUE ES

Por el don de Sabiduría se juzgan las cosas según Dios, es un conocimiento impregnado por la caridad. “Sabor de Dios”, diría Santo Tomás. Se puede decir que el don de Sabiduría es correlativo de la virtud teologal de la caridad,

SANTA TERESA

“La Virgen, Nuestra Señora, como quien tenía tan gran fe y sabiduría, entendió luego que, interviniendo estas dos cosas, no había más que saber ni dudar. No como algunos letrados…” (Los Conceptos del Amor de Dios 6, 7).

Leer más

dom

13

may

2018

La Ascensión del Señor a los cielos

Act 1, 1-11, Sal 46; Ef 1, 17-23; Mc 16, 15-20

 En la Ascensión del Señor, celebramos que Jesucristo, el Hijo de Dios, Dios y hombre verdadero, está junto a su Padre en lo más alto del cielo, en gloria y majestad, una vez resucitado de entre los muertos y habiendo confirmado la fe de sus apóstoles con distintas apariciones.

En la iconografía de influencia oriental, suele mostrarse el triunfo de Cristo en los ábsides de las iglesias o como cierre de las cúpulas, introducida su imagen dentro de un círculo, o en un espacio ovalado, llamado almendra mística, que representa la gloria.

 

Quizá estamos acostumbrados a contemplar la representación del Pantocrátor, a Cristo dentro del espacio de gloria. Pero si observamos las distintas imágenes, veremos que muestran los pies del Señor fuera del círculo, queriendo decir con ello que aunque está entronizado, no por eso se desentiende de sus hermanos los hombres.

Leer más

dom

06

may

2018

VI Domingo de Pascua

Act 10, 25-26.34-35.44-48; Sal 97; 1Jn 4, 7-10; Jn 15, 9-17

AMIGOS DE DIOS

Cuando los Misioneros de la Misericordia fuimos recibidos por el papa Francisco el 10 de abril último, aguardábamos sus palabras con la certeza de que serían iluminadoras, como lo fueron el día en que recibimos el nombramiento, en febrero de 2016. Esta vez, el Papa partió en su discurso de un texto del profeta Isaías: “El Señor consuela a su pueblo y tiene misericordia de sus pobres. Sion dijo: "El Señor me ha abandonado, el Señor me ha olvidado". ¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te olvido"(Is 49.8.13-15).

Si en el Antiguo Testamento encontramos una declaración de amor tan entrañable, qué no significará la declaración de Jesús, el Hijo amado de Dios, en el Evangelio: “Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor.”

Leer más

dom

29

abr

2018

V Domingo de Pascua

Act 9, 26-31; Sal 21; 1Jn 3, 18-24; Jn 15, 1-8

LA VID Y LOS SARMIENTOS

Pocas veces encontramos en un texto, como hoy lo hacemos, una reiteración tan explícita de una actitud que Jesús pide a sus discípulos: “Permaneced en mí”.

Hay muchas maneras de vivir esta solicitud del Maestro, pero no cabe duda de que en todos los casos significa, unión, pertenencia y estabilidad. Permanecer es fidelidad, tener referencia estable. En el caso de la parábola, es estar injertados, como sarmiento en la vid.

Leer más

dom

22

abr

2018

IV Domingo de Pascua

Act 4,8-12; Sal 117; 1 Jn 3, 1-2; Jn 10, 11-18

EL BUEN PASTOR

El salmista entona un cántico colmado de confianza, que refleja la experiencia existencial del creyente: “El Señor es mi Pastor, nada me falta, en verdes praderas me hace reposar…”

Y cuando uno reza este salmo a la luz de la historia de salvación, no deja de sentir sobrecogimiento y admiración, porque el Señor no solo se revela como pastor que guarda, cuida, protege y vigila para que no sean arrebatadas las ovejas del redil, sino que si se suman las distintas imágenes con las que se ha querido revelar Dios a su pueblo, se descubre una entrega total. 

El Dueño de la viña, aunque las cepas se vuelvan bordes y den como fruto en vez de uvas agrazones, llega a reparar la heredad y se presenta en Jesucristo como vid, y como fruto bendecido y brindado en la noche pascual, como oblación que redime la infidelidad de la viña y la de los labradores.

Leer más

dom

15

abr

2018

III Domingo de Pascua

Act 3, 13-15; Sal 4; 1Jn 2, 1-5ª; Lc 24, 35-48

EMAÚS

Sorprende que los diferentes relatos de Pascua, en los distintos evangelios, estén construidos sobre preguntas directas del Resucitado a los discípulos. Con ello cabe descubrir que Jesús no se impone, sino que deja a los suyos hacer un proceso que la misma pregunta posibilita al tener que contestarla.

Cuando uno responde a una cuestión, quizá descubre en la misma contestación algo que guardaba dentro y que no había formulado, y al pronunciar el pensamiento, se hace consciente de aquello que guardaba en su interior y quizá no había percibido.

Jesús sale al paso de los dos discípulos de Emaús y en vez de sobresaltarlos con la evidencia de su aparición, entabla un diálogo con ellos. Ante la pregunta «¿Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino?», les da la oportunidad de relatar su experiencia de pertenencia al Nazareno.

Leer más

lun

09

abr

2018

La Encarnación del Señor

La fiesta de hoy puede contemplarse desde María, pero sobre todo mirando a Dios. La joven nazarena, de manera inesperada, se siente elegida, amada, llamada, visitada por la gracia, y convertida, con su obediencia al Ángel, en Madre de Dios. Desde este momento, aunque nadie se enteró, el mundo fue distinto. Ya no solo era el lugar de todas las idolatrías, violencias, afanes humanos. En una pequeña aldea de Galilea, Dios se hace hombre, y la historia y la naturaleza devuelven al Creador la ofrenda de la belleza y de la bondad, la respuesta obediente y el amor de las criaturas.

María, la mujer bendita, se convierte en la nueva Eva. Ella nos da el fruto bendito de su vientre a todos los humanos, a quien iba a decir de sí “Yo soy el Pan de Vida”, como reparación de aquella otra invitación primera, por la que la mujer dio a Adán de comer del árbol prohibido. 

Si la mirada a María nos trae resonancias tan esperanzadoras. La contemplación del envío del Hijo de Dios al mundo, para que compartiera en todo la fragilidad mortal, salvo en el pecado, nos ofrece hoy mismo una experiencia consoladora.

Leer más

dom

08

abr

2018

Domingo de la Divina Misericordia

DOMINGO “IN ALBIS”

He sido invitado, junto con otros misioneros de la misericordia, a concelebrar con el Papa este día y a vivir la expresión de la catolicidad de la Iglesia en la Plaza de San Pedro.

Me he preguntado muchas veces por el regalo de haber sido nombrado brazos y manos del perdón divino, y como el apóstol santo Tomás, quizá no tengo otro título que el de haber sido acogido en las heridas del Resucitado. 

Si cuando en tiempos de Moisés, los mordidos de serpiente se curaban mirando al estandarte levantado en forma de serpiente, y cuando el apóstol, herido por la ausencia del Maestro, queda sumergido en el dolor hasta poner sus manos y sus ojos en las manos y en la mirada de Cristo, que le muestras las hullas de su Pasión  y así queda restaurada su fe, he entendido que el antídoto a la hora de nuestras pruebas es comprenderlas como testigos, al compartir las señales de quien ha dado su vida por amor.

Leer más

sáb

31

mar

2018

Sábado Santo

PERSONAJES QUE APARECEN EN LOS RELATOS DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

MARÍA, LA MADRE DE JESÚS

Señora, los artistas y la piedad popular te han imaginado derrumbada y transida de dolor en el momento en que te entregaron el cuerpo de tu Hijo muerto, caída en el suelo, sostenida por las mujeres que le habían seguido.

En muchas representaciones de tu sufrimiento de madre por la muerte de Jesús, al ver cómo le abrazas una vez bajado de la Cruz, he querido contemplar la trasposición que han hecho los que te han pintado o esculpido del momento en que tuviste en tu regazo al Niño en Belén.

He querido ver en muchas de las imágenes que intentan representar tu angustia al pie de la Cruz, o con tu Hijo en los brazos, la proyección de tu nueva y universal maternidad. Y en tus entrañas conmovidas, veo el dolor de lo que supone asumir el encargo de madre universal, que te dio Jesús desde la Cruz: “Mujer ahí tienes a tu hijo”.

Leer más

sáb

31

mar

2018

Noche de Pascua

Esta noche santa, los cristianos renovamos nuestras promesas bautismales, y en muchas partes del mundo, los catecúmenos son incorporados a la familia de los hijos de Dios.

Demos gracias por el don de la fe, por haber tenido la noticia de Jesucristo, y por haber sido plantados junto a la corriente del manantial, que brota del costado abierto del Salvador.

Es noche de alegría, de fiesta, pero también de compromiso, de hacernos conscientes de lo que significa creer, tener fe, ser en nuestra sociedad signos de Cristo muerto y resucitado. 

No nos cansamos de repetir la definición de cristiano, que el papa Benedicto nos dejó: “No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (Deus caritas est 1).

Leer más

vie

30

mar

2018

Viernes Santo

PERSONAJES QUE APARECEN EN LOS RELATOS DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

LA VERÓNICA

No hay relato bíblico que refiera el hecho, transmitido por una piadosa tradición, de que una mujer irrumpió de entre la multitud y se acercó a enjugar el rostro del Nazareno cuando caminaba hacia el Calvario con la Cruz a cuestas.

La bella leyenda narra cómo la Verónica salta la línea de seguridad que acompaña a los condenados a muerte, y con un paño se acerca a Jesús, cargado con la Cruz, y le limpia la cara ensangrentada. El Señor, agradecido por el gesto entrañable, deja impresas sus facciones en el paño, regalo imperecedero en el corazón de aquella mujer anónima. 

El nombre de Verónica significa el verdadero icono, la verdadera imagen, el rostro auténtico. Son muchos los artistas que se han hecho eco de esta leyenda sagrada y nos han mostrado en hermosas obras los rasgos del Hombre perfecto, de quien se entregó a la muerte por amor a toda la humanidad.

Leer más

jue

29

mar

2018

Jueves Santo

Personajes que aparecen en los realtos de la Pasión del Señor

El discípulo amado

Estos días pasados hemos traído a la memoria algunos personajes concretos, con nombre propio, que aparecen en los relatos de Pasión de Jesús, como Nicodemo, Simón Cirene, hijo de Rufo o María Magdalena. Hoy nos fijamos en el discípulo amado.  Aunque se ha interpretado que este título corresponde al discípulo Juan, no es casual que no tenga nombre propio. Al no llevar un nombre determinado, cada uno de nosotros se puede ver en él, o al menos sentirse llamado a tomar las actitudes de quien en los relatos evangélicos aparece como el discípulo fiel, el más íntimo de todos los apóstoles, el amado del Señor.

En la tarde del Jueves Santo destaca especialmente aquel que se recostó en el pecho del Maestro (Jn 1,3, 25) y escuchó la confidencia sagrada acerca de quién iba a ser el discípulo traidor. Gesto que nos demuestra la necesidad humana de Jesús de abrir el corazón en un momento tan recio y de compartir el alma.

Leer más