APOYO LITÚRGICO

APOYO LITÚRGICO · 09. agosto 2020
EVANGELIO Enseguida Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y después de des- pedir a la gente subió al monte a solas para orar. Llegada la noche estaba allí solo. Mientras tanto la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. A la cuarta vela de la noche se les acercó Jesús andando sobre el mar. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se...
APOYO LITÚRGICO · 30. julio 2020
EVANGELIO “Como se hizo tarde, se acercaron los discípulos a decirle: «Estamos en despoblado y es muy tarde, despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren comida». Jesús les replicó: «No hace falta que vayan, dadles vosotros de comer». Ellos le replicaron: «Si aquí no tenemos más que cinco panes y dos peces». Les dijo: «Traédmelos». Mandó a la gente que se recostara en la hierba y tomando los cinco panes y los dos peces, alzando la mirada al cielo, pronunció...
APOYO LITÚRGICO · 26. julio 2020
EVANGELIO “El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante de perlas finas, que al encontrar una de gran valor se va a vender todo lo que tiene y la compra.” (Mt 13, 44-46) COMENTARIO ¿Qué puede ser tan valioso que mueva a vender todo para adquirirlo? Además, según la parábola, no es algo a la...
APOYO LITÚRGICO · 19. julio 2020
EVANGELIO “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?” Él les dijo: “Un enemigo lo ha hecho”. Los criados le preguntan: “¿Quieres que vayamos a arrancarla?” Pero él les respondió: “No, que al recoger la cizaña podéis arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega” (Mt 13, 27-30). COMENTARIO Señor, si me hiciste Tú, y he nacido de tu deseo; si has derramado sobre mí tu Espíritu, si soy fruto de tu amor, imaginado y...
APOYO LITÚRGICO · 12. julio 2020
EVANGELIO “Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al mar. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó y toda la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló muchas cosas en parábolas: Salió el sembrador a sembrar. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que escucha la palabra y la acepta enseguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, enseguida sucumbe. Lo sembrado...
APOYO LITÚRGICO · 11. julio 2020
Se levanta el monje muy temprano, a la hora en la que el hombre tantas veces llora, aún de noche. No es la razón ascética la que manda en el claustro madrugar, sino el trato de amistad con Aquel por quien se vive: “Oh Dios tú eres mi Dios por ti madrugo”. Y suena la salmodia matutina, no obstante que la ciudad aún duerme su afán, a tiempos, violento. El monje ora por todos, aunque nunca sepas que alguien eleva las manos por ti. Siempre hay en la Iglesia brazos levantados, suplicantes,...
APOYO LITÚRGICO · 05. julio 2020
«Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, así te ha parecido bien. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y...
APOYO LITÚRGICO · 29. junio 2020
PROCESO EN EL SEGUIMIENTO “Dice Jesús a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?». Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero». Jesús le dice: «Apacienta mis corderos». Por segunda vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?». Él le contesta: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero». Él le dice: «Pastorea mis ovejas». Por tercera vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?». Se entristeció Pedro de que le preguntara por...
APOYO LITÚRGICO · 28. junio 2020
“El que quiere a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no carga con su cruz y me sigue, no es digno de mí. El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí, la encontrará. El que os recibe a vosotros, me recibe a mí, y el que me recibe, recibe al que me ha enviado” (Mt 10, 37-40). COMENTARIO Cuando tantos han vivido el despojo afectivo por el fallecimiento de...
APOYO LITÚRGICO · 21. junio 2020
EVANGELIO “No les tengáis miedo, porque nada hay encubierto, que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido, que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído, pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No; temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden un par de gorriones por un céntimo? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo...

Mostrar más