· 

Despedidas de Jesús (II)

EVANGELIO

Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre” (Jn 16, 28).

CONSIDERACIÓN

El lugar de Jesús resucitado es el seno de su Padre. Jesús vive en Dios mismo, y a su vez nosotros somos sus anfitriones, pues Él nos ha asegurado: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él” (Jn 14, 23).

ORACIÓN

Señor, Tú me sondeas y me conoces, me conoces cuando me siento y me levanto, de noche penetras mis pensamientos, me estrecha detrás y delante, tu saber me sobrepasa (Sal 138).

PROPUESTA 

¿Te sabes habitado por Dios?