· 

Camino de luz, Conversión

CONVERSIÓN

TEXTO BÍBLICO

 “Mientras caminaba (Saulo), cuando ya estaba cerca de Damasco, de repente una luz celestial lo envolvió con su resplandor. Cayó a tierra y oyó una voz que le decía: «Saúl, Saúl, ¿por qué me persigues?» Dijo él: «¿Quién eres, Señor?» Respondió: «Soy Jesús, a quien tú persigues. Pero levántate, entra en la ciudad, y allí se te dirá lo que tienes que hacer» (Act 9, 3-6).

CONSIDERACIÓN

Jesús resucitado sigue haciéndose encontradizo con quienes de pronto se ven envueltos en luz, en gozo y en amor. Son los nuevos conversos, que necesitan la ayuda de los iniciados en la fe.

ORACIÓN

“Te doy gracias porque me has plasmado portentosamente, porque son admirables tus obras: mi alma lo reconoce agradecida, no desconocías mis huesos. Cuando, en lo oculto, me iba formando, y entretejiendo en lo profundo de la tierra, tus ojos veían mi ser aún informe, todos mis días estaban escritos en tu libro, estaban calculados antes que llegase el primero” (Sal 138, 14-16).

PROPUESTA 

¿Te sabes proyecto de Dios?