· 

V Viernes de Cuaresma

Via Crucis VIII, Kloster Knechtsteden, Dormagen
Via Crucis VIII, Kloster Knechtsteden, Dormagen

EVANGELIO

«Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?». Los judíos le contestaron: «No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios». Jesús les replicó: «¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: Sois dioses”? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios, y no puede fallar la Escritura, a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros: “¡Blasfemas!” ¿Porque he dicho: “Soy Hijo de Dios”? (Jn 10, 32-36)

SANTOS PADRES

“Él, en efecto, como nos enseña el Apóstol, se entregó por nosotros a Dios como oblación de suave fragancia. Él es el verdadero Dios y el verdadero sumo sacerdote, Él es, por tanto, el que manifestó en su sola persona todo lo que sabía que era necesario para nuestra redención; él mismo fue sacerdote y sacrificio, Dios y templo; sacerdote por quien fuimos absueltos, sacrificio con el que fuimos perdonados, templo en el que fuimos purificados, Dios con el que fuimos reconciliados” (San Fulgencio de Ruspe). 

CONSIDERACIONES

Hoy es Viernes de Dolores, no hay tiempo que perder, Jesucristo se nos presenta como Hijo de Dios, el Hijo de la Nazarena.

La razón de nuestra fe no es la honestidad de un hombre, ni siquiera su heroísmo, sino su identidad, avalada por las Escrituras, Jesucristo, Hijo de Dios.

Por Jesucristo hemos sido perdonados, purificados, reconciliados, absueltos y divinizados.

PROPUESTA 

¿Has previsto cómo vas a celebrar la Semana Santa en este tiempo de pandemia?