· 

Oración universal

Via Crucis XI, Santa Clara, Molina de Aragón
Via Crucis XI, Santa Clara, Molina de Aragón

EVANGELIO

“Yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos.” (Mt 5, 44-45)

SANTOS PADRES

“Cree la Iglesia que Cristo, muerto y resucitado por todos, da al hombre su luz y su fuerza por el Espíritu Santo, a fin de que pueda responder a su máxima vocación, y que no ha sido dado bajo el cielo a la humanidad otro nombre en el que haya de encontrar la salvación” (Vaticano II, GS 10). 

CONSIDERACIONES

Nadie queda fuera del ofrecimiento divino redentor. El Creador es solidario de todas las criaturas, y su Hijo, revelación suprema de Dios, ha venido para salvar y redimir a toda la humanidad.

Jesús no hace acepción de personas -«Maestro, sabemos que hablas y enseñas con rectitud y no tienes acepción de personas, sino que enseñas según verdad el camino de Dios (Lc 20, 21).

Debemos rezar por los que nos gobiernan: “Ruego, pues, lo primero de todo, que se hagan súplicas, oraciones, peticiones, acciones de gracias, por toda la humanidad, por los reyes y por todos los constituidos en autoridad, para que podamos llevar una vida tranquila y sosegada, con toda piedad y respeto.” (1Tm 2, 1-2)

PROPUESTA  

¿Te atreves a rezar por los que te caen mal?