· 

Camino de enamorados

Via Crucis III, Santa Clara, Molina de Aragón
Via Crucis III, Santa Clara, Molina de Aragón

EVANGELIO

«¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?». Jesús les dijo: «¿Es que pueden guardar luto los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos? Llegarán días en que les arrebatarán al esposo, y entonces ayunarán (Mt 9, 14-15).

SANTOS PADRES

La oración es luz del alma, verdadero conocimiento de Dios, mediadora entre Dios y los hombres. Hace que el alma se eleve hasta el cielo y abrace a Dios con inefables abrazos, apeteciendo la leche divina, como el niño que, llorando, llama a su madre; por la oración, el alma expone sus propios deseos y recibe dones mejores que toda la naturaleza visible. Pues la oración se presenta ante Dios como venerable intermediaria, alegra nuestro espíritu y tranquiliza sus afectos. Me estoy refiriendo a la oración de verdad” (San Juan Crisóstomo). 

CONSIDERACIONES

-              En Cuaresma el viernes se recuerda especialmente la Pasión de Jesús y la de quienes hoy sufren: “Este es el ayuno que yo quiero: partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, cubrir a quien ves desnudo y no desentenderte de los tuyos” (Is 58,6-7).

-              Los limpios de corazón gozan de la visión de Dios, que es amor. Y quienes se arrepienten gozan de la misericordia divina: “Un corazón quebrantado y humillado, oh Dios, Tú no lo desprecias” (Sal 50).

-              Estamos invitados a la unión más íntima con Dios. Jesús, revelación suprema de Dios, se presenta como esposo, y a nosotros nos invita a su amistad, relación de pertenencia. ¡Cómo necesitamos sabernos queridos!

PROPUESTA  

Entra en el espacio más íntimo de tu corazón, y celebra ahí que eres amado de Dios.