· 

Otra Navidad

Se oye el silencio

Acompaña el viento,

Fascina el desierto

Hablan los enebros.

Los pasos son quedos

por no despertar el tiempo.

La memoria dicta

acontecimiento eterno.

Todo sigue sereno.

La templanza permite

entrar en la espesura

y preguntar al bosque:

¿Dicen que es Navidad?

Y responde el eco:

“Siempre, cada día,

cantamos el Nacimiento”.

Mas hoy el corazón

siente más adentro.

Todo es belleza. 

El alma se extasía.

Es verdad la calma,

el sosiego quieto,

la lluvia y el tempero

el frío y el hielo.

Es verdad que un día

se hizo tierra el cielo,

y desde entonces

todo huele a gloria.

La leña y el fuego,

el pan duro y el tierno,

lo dulce y amargo,

son alimentos recios.

Porque Aquel que lo creó

hizo todo bueno,

y aunque no lo sepas, 

Navidad es de nuevo.