· 

Carta desde Buenafuente, octubre 2020

Queridos “Amigos de Buenafuente”:

De nuevo la pandemia nos obliga a restringir nuestras reuniones y la relación presencial, especialmente a quienes vivís en Madrid y en su cercanía. Es un sentimiento extraño el que nos invade, aunque reconocemos el favor de  la Providencia durante estos meses estivales.

Damos gracias a Dios por haber podido llevar a cabo todo el programa de verano sin incidencias, salvo que las monjas han mantenido, por prudencia, cerrada la hospedería. Se han celebrado ocho tandas de Ejercicios Espirituales y el curso de Lectio Divina, además del encuentro con el Patronato de la Fundación. Los patronos han sido testigos de la clausura del tiempo jubilar de Buenafuente, concedido por la Penitenciaría Apostólica con

motivo del 775 aniversario de la presencia del Císter en el Sistal. La celebración fue presidida por nuestro obispo D. Atilano.

 

En la reunión del Patronato se han renovado los nombramientos de todos los miembros y se han elegido tres nuevos patronos: Dña. Blanca de Heredia, enfermera, viuda del anterior presidente, D. Pablo Marín; D. Pablo Crevillén, abogado del Estado, y D. Benjamín Cano, arquitecto.

Cada año, al comenzar el mes de octubre, reiniciábamos los encuentros de oración en Madrid. Ante las adversas circunstancias por la pandemia y la legislación sanitaria, hemos cancelado, de momento, la convocatoria de los primeros martes, que gracias a la hospitalidad de la Institución Teresiana y de otras comunidades, hemos mantenido durante 47 años ininterrumpidos.

Según el programa de actividades de este año, de momento seguimos con la convocatoria del encuentro marcha de Adviento, los días 28 y 29 de noviembre, así como con el retiro- ejercicios espirituales, que ampliamos del 1 al 8 de diciembre, con la Vigilia especial en honor de la Inmaculada.

Desde el mes de marzo luce una lámpara votiva al pie del Cristo de la Salud, como señal de nuestra invocación al Señor en esta hora recia, y diariamente, después del canto de Sexta, invocamos a Nuestra Señora con la oración del papa Francisco “para que llegue de nuevo la alegría, después de este tiempo de prueba”.

Os deseamos que os encontréis bien. ¡Cuidaos!

Un abrazo.

 

 

Nota: Está a punto de publicarse el comentario al Evangelio de cada día, de 2021, que me encargó Publicaciones Claretianas.