· 

Necesidad

En esta hora de dolor y muerte,

puede parecer valiente escribir un verso.

Quizá hasta peque el poeta de inconsciente,

por atreverse a rimar palabras en la intemperie. 

Y, sin embargo, es modo de resistir a solas,

ante el cerco adverso, sin salida.

al encontrar el manantial adentro,

en el hondón del ser, en las entrañas. 

Dicen que un lugar es inexpugnable,

si tiene en su interior reserva de agua.

Encuentro que el poema acierta

a dar alivio en la cuarentena. 

Escribo por subsistir en esta hora recia,

para cruzar sereno cada etapa,

con el auxilio del agua que susurra,

un verso quebrado por las lágrimas.

Si no te parecen oportunas mis palabras,

perdona este envío solidario.

Y si te ayuda y reconforta el verso,

agradece al que inspira en el desierto.

Cada día friego, barro, escribo,

rezo, leo y miro al cielo,

envío mi mensaje, llamo al amigo, duermo,

 y así combato también el mal del virus.