Don de Fortaleza

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

DON DE FORTALEZA

El don de Fortaleza sostiene la virtud de la Fortaleza: “especial firmeza para resistir y rechazar todos peligros graves”. Este es el don que nos vuelve valientes para enfrentar las dificultades del día a día de la vida cristiana. Vuelve fuerte y heroica la fe.

Si en vez de derrumbarnos ante la dificultad y justificarnos en nuestras debilidades cuando caemos, combatimos, no nos arredramos, porque pedimos la gracia del Espíritu Santo, entonces nos sorprenderemos de cómo la fuerza se demuestra en la debilidad, y gustaremos el don de Fortaleza del Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo,

fortalece mi voluntad

para que no decaiga mi fidelidad 

al Evangelio, según la llamada recibida.