Jueves Santo

XIV Estación, Jesús es colocado en sepulcro
XIV Estación, Jesús es colocado en sepulcro

Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido. Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez” (Jn 13, )

Observa cada movimiento que hace Jesús en el momento del lavatorio de los pies. Todos ellos se deben interpretar en clave teológica. El Maestro está sentado, como Señor; se levanta, verbo que anticipa la Pascua; se quita el manto, se despoja, se rebaja; toma la toalla, el símbolo del servicio humilde; se la ciñe, como quien se dispone a realizar una obra costosa, la donación total de sí mismo; lava los pies, purifica, perdona, concede el nuevo nacimiento; seca los pies, como quien realiza la obra con todo detalle; se pone el manto, dejándose puesta la toalla, con ello nos enseña a que quien quiera ser señor, debe ser servidor; vuelve a la mesa, porque es el Maestro.

PENSAMIENTO

La Eucaristía es el sacramento de la oblación total del Jesús, y a la vez de su triunfo.

PROPUESTA

“El que se humilla será enaltecido”.

CUESTIÓN

¿Cómo te sientes al ver a Jesús a tus pies?