V Viernes de Cuaresma

VIII Estación, Jesús habla con las mujeres de Jerusalén
VIII Estación, Jesús habla con las mujeres de Jerusalén

“Jesús les replicó: «Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?». Los judíos le contestaron: «No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios». Jesús les replicó: «¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: Sois dioses”?». (Jn 10, 32-34)

¡Qué ciegos nos volvemos los humanos, cuando nos mueven la ideología, el partidismo, el odio! No se comprende la cerrazón de quienes han sido testigos de tanta bondad, recibida de Jesús, y ahora lo rechazan.

La reacción refractaria, que denuncia el Evangelio, la debemos tener en cuenta, para cuando nos obstinamos en nuestros puntos de vista y absolutizamos nuestros criterios.

PENSAMIENTO

Las ideologías despóticas nos identifican con los ídolos, que tienen ojos y no ven; orejas, y no oyen; nariz y no huelen…

PROPUESTA

Examina tu modo de actuar, no sea que te muevas por ideologías, y no por la búsqueda de la verdad.

CUESTIÓN 

¿Te sientes identificado con quienes se cierran en su modo de pensar?