V Martes de Cuaresma

V Estación, El cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz
V Estación, El cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz

“«Cuando levantéis en alto al Hijo del hombre, sabréis que “Yo soy”, y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como el Padre me ha enseñado. El que me envió está conmigo, no me ha dejado solo; porque yo hago siempre lo que le agrada». Cuando les exponía esto, muchos creyeron en él.” (Jn 8, 28-30)

He leído las últimas palabras de Jesús en la Cruz, y la diferente manera que tienen los evangelistas de narrar el momento de la muerte del Señor. San Juan pone en labios del Crucificado la expresión: “Todo está cumplido”. Y resuena la sentencia paulina: “He combatido el noble combate, he acabado la carrera, he conservado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de la justicia, que el Señor, juez justo, me dará en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que hayan aguardado con amor su manifestación” (2Tm 4, 7-8).

PENSAMIENTO

Jesús va a la Cruz con la certeza del amor de su Padre, y solo así se comprende que anuncie su muerte, y que no huya, ni se defienda.

PROPUESTA

Vive la vida, teniendo en cuenta el horizonte luminoso del amor entrañable de Dios, que te espera.

CUESTIÓN

 

¿Caminas ansioso, receloso, pesimista, o sereno y confiado?