IV Jueves de Cuaresma

XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro
XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro

Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Hay otro que da testimonio de mí, y sé que es verdadero el testimonio que da de mí. (Jn 5, 31-32)

Si contemplas el final humano de Jesús, puedes pensar que es un fracasado. La prueba de la verdad de lo que Él predicó nos la da Dios mismo, resucitándolo de entre los muertos.

La verdad de una historia se conoce por cómo termina.

PENSAMIENTO

Quien se fía de Dios acierta. Quien se guía por la Palabra divina edifica sobre roca.

PROPUESTA

En tu vida, no precipites opciones importantes. Antes de decidir, constata la paradoja del Evangelio: “Quien quiera ganar su vida, que la pierda”.

CUESTIÓN 

¿Te dejas llevar de los primeros impulsos?