II Sábado de Cuaresma

III Estación, Jesús cae en tierra
III Estación, Jesús cae en tierra

“¿Qué Dios hay como tú, capaz de perdonar el pecado, de pasar por alto la falta del resto de tu heredad? No conserva para siempre su cólera, pues le gusta la misericordia” (Miq 7, 18).

Durante la segunda semana hemos sido invitados a reconocer nuestras faltas, a pedir perdón en nombre de todos, y abrir nuestras entrañas para ser misericordiosos.

“Misericordia quiero, no sacrificios, conocimientos de Dios, más que holocaustos” (Os 6, 6). “Amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios” (Mc 12, 33).

PENSAMIENTO

Quien se atreve a ser misericordioso cosecha alegría y paz en el corazón.

PROPUESTA

Perdona de corazón, si tienes quejas contra otros.

CUESTIÓN

¿Te cuesta perdonar? Quien lo hace se asemeja a Dios, pues ¿Quién puede perdonar los pecados, sino es Dios? (Mc 2, 7)