II Jueves de Cuaresma

I Estación, Jesús es condenado a muerte
I Estación, Jesús es condenado a muerte

“Bendito quien confía en el Señor | y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, | que alarga a la corriente sus raíces; | no teme la llegada del estío, | su follaje siempre está verde” (Jr 17, 7-8).

Es fácil decir palabras amables cuando uno está bien; y trascender el sufrimiento, en circunstancias favorables. Pero la fortaleza se demuestra en momentos recios, y la confianza, en situaciones límite.

Quien confía en el Señor, no quedará defraudado, pero la naturaleza puede sentir el abismo bajo los pies.

PENSAMIENTO

La confianza se acrecienta por la buena memoria, al recordar hechos favorables, ya vividos.

PROPUESTA

Atrévete a poner tu confianza en Dios. Si te parece difícil, al menos no adelantes acontecimientos.

CUESTIÓN

¿Eres pesimista o confiado? ¿Realista o escéptico?