II Miércoles de Cuaresma

XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro
XIV Estación, Jesús es colocado en el sepulcro

“Sálvame, Señor, por tu Misericordia” (Sal 30)

En el camino cuaresmal, la conducta ascética del ayuno, la relación orante de la adoración, y la actitud generosa de la limosna, son prólogo para la experiencia pascual del perdón entrañable de Dios.

Cuando se conoce a Jesucristo se percibe su mirada de misericordia.

Dios perdona tanto, que hasta se ha dejado condenar en su Hijo para ofrecer el crédito de la salvación.

PENSAMIENTO

Quien se sienta amenazado en su conciencia por el mal cometido, no se ha encontrado con Dios.

PROPUESTA

Atrévete siempre a pedir el perdón divino.

CUESTIÓN 

¿Juzgas o perdonas?