San José, el esposo de María

“José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo” (Mt 1, 20)

Jesús le dijo al sinagogo de Cafarnaúm: «No temas; basta que tengas fe» (Mc 5, 36).

El ángel le dijo a Zacarías: «No temas, porque tu ruego ha sido escuchado» (Lc 1, 13).

“El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios.” (Lc 1, 30).

PENSAMIENTO

El creyente tiene el reto de la confianza, fiarse de Dios.

PROPUESTA

Cree que tú eres amado, escuchado, considerado por Dios.

CUESTIÓN

 

En tu relación con Dios qué sobresale: ¿El miedo, el temor, la confianza?