I Lunes de Cuaresma

VI Estación, La Verónica limpia el rostro de Jesús
VI Estación, La Verónica limpia el rostro de Jesús

“Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 31-46)

Aunque tú no llegues a contemplar el rostro de Jesús en el prójimo, Él sí se siente mirado y atendido, cuando lo haces con quien te cruzas en el camino.

Es bueno purificar nuestra mirada para trascender la realidad y contemplarla con los ojos de la fe.

PENSAMIENTO

Dios, al final de cada jornada de la creación, se extasió viendo lo que había hecho, y todo era bueno.

PROPUESTA

Contempla la realidad con la mirada iluminada por la fe

CUESTIÓN

¿Cómo miras a las personas?