Octavario antes de Navidad

PERSONAJE BÍBLICO: LA VIRGEN MARÍA

IMAGEN: LA VIRGEN INMACULADA

Bartolomé Estaban Murillo es el pintor por excelencia de la Inmaculada Concepción. Hoy se celebra la Virgen de la Esperanza, y en el misterio de la concepción inmaculada de María comienza la plenitud del tiempo.

El pintor imagina el pensamiento de Dios, de ahí que muestre la figura de Nuestra Señora viniendo del cielo como regalo divino transportada por ángeles veloces, según se representa en el manto insuflado por el viento, gracia del Espíritu Santo.

PERSONAJE: LA VIRGEN MARÍA

Las Sagradas Escrituras no dicen explícitamente que María fue concebida sin pecado. Sin embargo, los fieles comprendieron que aquella que había sido escogida para dar a luz al Redentor, no podía albergar mancha alguna. La Iglesia aplica a la Virgen la descripción que la Biblia hace de la Sabiduría: “Es efluvio del poder de Dios, | emanación pura de la gloria del Omnipotente; | por eso, nada manchado la alcanza. Es irradiación de la luz eterna, | espejo límpido de la actividad de Dios | e imagen de su bondad” (Sb 7, 25-26). Desde la expresión del Ángel: “Llenada de gracia”, la Iglesia llegó a definir este misterio en 1854.

CONSIDERACIÓN

En el calendario mozárabe, la liturgia hispana celebra siete días antes de la Navidad la gran fiesta en honor de la Virgen María. Cuando se instituyó esta fiesta, aún no existía la declaración del dogma de la concepción sin pecado de la Virgen. Fue precisamente en el siglo XVI cuando se comenzó la devoción y hasta el voto de sangre en defensa del privilegio único de la Nazarena.

Ante la inminencia del nacimiento de Jesús, nacido de mujer, la contemplación de la Llenada de Gracia nos invita a purificarnos de nuestras faltas por la celebración del perdón.

La invitación a la paz, que está tan íntimamente unida a la Nochebuena, reclama la paz del corazón, la paz de la conciencia, el ejercicio de la reconciliación, las expresiones históricas de generosidad.

PROPUESTA

¿Estás preparado para acoger el nacimiento de Jesús en tu corazón?