II Jueves de Adviento, santa Lucía

TEXTO BÍBLICO

Para que vean y conozcan, reflexionen y aprendan de una vez, que la mano del Señor lo ha hecho, que el Santo de Israel lo ha creado” (Is 41, 20).

TEXTO PATRÍSTICO

El amor no puede quedarse sin ver lo que ama: por eso los santos tuvieron en poco todos sus merecimientos, si no iban a poder ver a Dios. Moisés se atreve por ello a decir: Si he obtenido tu favor, enséñame tu gloria. Y otro dice también: Déjame ver tu figura” (San Pedro Crisólogo).

TEXTO PONTIFICIO

“En este contexto, quisiera citar algunas frases de una carta del mártir vietnamita Pablo Le-Bao-Thin († 1857) en las que resalta esta transformación del sufrimiento mediante la fuerza de la esperanza que proviene de la fe. ‘Yo, Pablo, encarcelado por el nombre de Cristo, os quiero explicar las tribulaciones en que me veo sumergido cada día, para que, enfervorizados en el amor de Dios, alabéis conmigo al Señor, porque es eterna su misericordia’ (cf. Sal 136 [135]). Cristo ha descendido al infierno y así está cerca de quien ha sido arrojado allí, transformando por medio de Él las tinieblas en luz. El sufrimiento y los tormentos son terribles y casi insoportables. Sin embargo, ha surgido la estrella de la esperanza, el ancla del corazón llega hasta el trono de Dios. No se desata el mal en el hombre, sino que vence la luz: el sufrimiento –sin dejar de ser sufrimiento– se convierte a pesar de todo en canto de alabanza” (Benedicto XVI, Spe Salvi 37).

TEXTO LITÚRGICO

Tu Luz, Señor, nos hace ver la luz” (Sal 35, Laudes, Miércoles de la primera semana).

CONSIDERACIÓN

El tiempo de Adviento apunta al nacimiento de quien es la Luz. Hoy, Santa Lucía, el calendario marca el final del avance de la noche, y se aproxima el momento en el que el día irá venciendo a la oscuridad. Esto mismo sucede con la fe en los momentos recios. Gracias al don de creer, la realidad se ilumina.

PROPUESTA

¿Crees que la Luz vence a la oscuridad; el amor al odio; la vida a la muerte?