I Viernes de Adviento

TEXTO BÍBLICO

“Pronto, muy pronto, el Líbano se convertirá en vergel, el vergel parecerá un bosque” (Is 29, 17).

TEXTO PATRÍSTICO

Entra en el aposento de tu alma; excluye todo, excepto a Dios y lo que pueda ayudarte para buscarle; y así, cerradas todas las puertas, ve en pos de él. Di, pues, alma mía, di a Dios: “Busco tu rostro; Señor, anhelo ver tu rostro” (San Anselmo).

TEXTO PONTIFICIO 

“Para nosotros, que contemplamos estas figuras, su vida y su comportamiento son de hecho una prueba de que las realidades futuras, la promesa de Cristo, no es solamente una realidad esperada sino una verdadera presencia: Él es realmente el filósofo y el pastor que nos indica qué es y dónde está la vida” (Benedicto XVI, Spe Savi 8).

TEXTO LITÚRGICO

“Tú nunca nos dejas solos, te manifiestas vivo y presente en medio de nosotros” (Plegaria V, 1ª).

CONSIDERACIÓN

Las imágenes bíblicas en tantos casos se convierten en parábolas que se pueden percibir en el propio interior. Es en el centro del alma donde cabe percibir con mayor realismo el espacio frondoso, el huerto y el jardín donde Dios se manifiesta al corazón que lo busca.

PROPUESTA

¿Buscas en tu interior la presencia de Aquel que te habita?