vie

02

dic

2016

Ventana de Adviento 5

LA LUZ

Si hay un símbolo que va tomando protagonismo en el Adviento es la luz.

La llamada corona de Adviento, los adornos navideños, el árbol de Navidad engalanado con luces de colores, marcan el tiempo de la espera de la Nochebuena. 
La verdadera Luz es el Señor, y participar en ella es regalo, don, signo como el que describe el Evangelio con la curación de los ciegos. 

Ojos iluminados son los de quien da fe a las profecías y ve a pesar de la oscuridad. 

Una condición para ser testigo de las promesas cumplidas es saber esperar como canta el salmo: Espera en el Señor, sé valiente. Espera en el Señor que volverás a alabarlo. 

Enciende una lámpara en tu casa, que te haga llamada y te evoque a Aquel que es la Luz. Si no puedes, aviva la fe y permanece atento, porque viene el Señor y no tardará.