I Lunes de Cuaresma

Año de la Misericordia

“Díctate a ti mismo la norma de la misericordia de acuerdo con la manera, la cantidad y la rapidez con que quieres que tengan misericordia contigo. Compadécete tan pronto como quisieras que los otros se compadezcan de ti” (San Pedro Crisólogo).

I Lunes de Cuaresma: Amor entrañable

La imagen de las manos del cuadro de Rembrandt nos muestra magistralmente el amor de las entrañas. El mensaje de la misericordia nos atrae, y nos hace sentir que cuanto más hemos sido beneficiarios de la bondad y del perdón de Dios, mayor deberá ser nuestra compasión.

 

Texto bíblico: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?". Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis." (Mt 25, 37-40)

El papa Francisco recalca: En la tradición profética, en su etimología, la misericordia está estrechamente vinculada, precisamente con las entrañas maternas (rahamim) y con una bondad generosa, fiel y compasiva (hesed) que se tiene en el seno de las relaciones conyugales y parentales” (Carta de Cuaresma).

Pensamiento: La misericordia es sentirte en las manos entrañables de quien te ha dado la existencia.

Oración: “Tu bondad y tu misericordia me acompañan, Señor”.

Propuesta

 

¿Has elegido la obra de misericordia en la que te propones meditar y practicar este tiempo de Cuaresma?