Que Dios sea fuente de alegría, paz y serenidad