Lo mejor, el amor

“… cuál era mejor: la pobreza o la caridad; que pues era lo mejor el amor, que todo lo que me despertase a él, no lo dejase” (Santa Teresa de Jesús, Relaciones 30).