¿Tenéis algo de comer?

“«¿Tenéis ahí algo de comer?»

Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado.” (Lc 24, 41-42). 

“… cuando oía a algunas personas decir que quisieran ser en el tiempo que andaba Cristo nuestro bien en el mundo, se reía entre sí, pareciéndole que, teniéndole tan verdaderamente en el Santísimo Sacramento como entonces, que ¿qué más se les daba?” (Santa Teresa,Camino de Perfección 34, 6) 

Por la resurrección de Cristo, al recibirlo en el Sacramento del “Pan partido”, no convertimos en su mismo Cuerpo, y nos podemos dar como Él mismo se dio. Así lo hacen los discípulos cuando le dan de comer a Cristo un trozo de pez asado, el mismo alimento que Él les había preparado a la orilla del mar en Galilea.