jue

25

dic

2014

Al contemplar...

He comprendido, al contemplar el paisaje de los árboles desnudos, revestidos de la niebla helada sobre sus ramas, la paradoja de la belleza. 

Si yo os dijera: Frío, hielo, niebla, escarcha, seguro que vuestra mente imaginaría un cuadro poco atractivo, y sin embargo son los componentes de la belleza del paisaje que os comparto en esta Nochebuena. 

He comprendido que la belleza del amor, de la amistad, de la Navidad, tiene el contraste, tantas veces, del hielo, del frío, de la niebla, de la escarcha. 

Hay que saber descubrir en el despojo, en la soledad, en el silencio, en la pobreza, el paisaje la Navidad, y saber sorprendernos en la belleza y el amor que ocultan, tantas veces, las circunstancias dolorosas. 

Feliz Navidad.

Un abrazo. Ángel